Sanidad

Vandalismo y saqueo en el Hospital Militar

  • El Gobierno andaluz se topa con un edificio abandonado desde hace diez años. Ha sido saqueado por falta de vigilancia. Faltan muchos aparatos y kilómetros de cables de cobre

La fachada del antiguo Hospital Militar La fachada del antiguo Hospital Militar

La fachada del antiguo Hospital Militar / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El icono de la desidia, una herencia envenenada, un símbolo de la dejadez, un coloso de la sanidad dejado de la mano de la Administración socialista durante años. El edificio del antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones presenta un sonrojante estado de abandono. El nuevo Gobierno andaluz (PP-Cs) se ha encontrado con un inmueble expoliado por los vándalos por los años que ha estado sin la vigilancia debida. Miles de sevillanos recuerdan este hospital a pleno rendimiento como una referencia más que solvente de la sanidad, con habitaciones individuales para los ingresados y una atención de primera calidad.

El Vigil de Quiñones está todavía en el imaginario colectivo de la ciudad pese a los más de diez años que lleva abandonado. Presenta en su interior señales del inicio de la obra de reforma que se llegó adjudicar a una UTE, pero que se paralizó en 2007 sin mayores explicaciones. La entonces consejera de Salud, María Jesús Montero (PSOE), hoy ministra de Hacienda en funciones en el gobierno que preside Pedro Sánchez, se empeñó en que el Estado cediera el hospital militar a la sanidad andaluza. Montero pretendía que fuera un símbolo de su gestión, una suerte de estandarte de su currículum particular en los años de fuerte hegemonía del socialismo, pero fue imposible siquiera terminar la primera fase de la obra de reforma. La ciudad perdió un hospital que hasta entonces había rendido con criterios más que solventes.

Tubos de goma de los que los ladrones han extraído el cobre Tubos de goma de los que los ladrones han extraído el cobre

Tubos de goma de los que los ladrones han extraído el cobre / M. G. (Sevilla)

Una visita al interior del edificio ofrece un panorama desolador. Los vándalos han robado decenas de kilómetros de cobre tras reventar los tubos de gomas y han desaparecido los aparatos de aire acondicionado. Las plantas donde se han cometido más expolios son las bajas, de donde era más fácil escapar. Aunque la vigilancia del edificio ha sido mínima desde que la Junta se hizo con su titularidad. El 30 de junio de 2004, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y el ministro de Defensa, José Bono, firmaron en el Palacio de San Telmo el acuerdo de transferencia del Hospital Militar a la sanidad andaluza tras varios años de negociaciones durante las que se reclamó incluso la transferencia gratuita del centro sanitario.

El exterior del hospital, muy descuidado El exterior del hospital, muy descuidado

El exterior del hospital, muy descuidado / M. G. (Sevilla)

El Gobierno andaluz, el primero de centro-derecha en la historia de la autonomía, asegura que existe una “voluntad firme de ponerlo en funcionamiento durante la actual legislatura, se están analizando diversas posibilidades para aprovechar al máximo las reformas iniciadas en su día, conjugándolas con las necesidades sanitarias actuales y futuras de la provincia de Sevilla”. Fuentes consultadas de la Consejería de Salud son rotundos:“En cualquier caso durante 2020 se podrán concretar con más detalle sus usos definitivos”.El equipo de gobierno de la Consejería que dirige Jesús Aguirre no maquilla el estado en el que ha recibido el hospital:“El edificio principal, que es el más conocido, cuenta con un proyecto de reforma iniciado en su momento y que lleva unos diez años completamente parado, con el consiguiente deterioro propio de una infraestructura en desuso. Será en función de la orientación definitiva y replanteamiento de dicho proyecto, previsiblemente por fases, que se puedan especificar los planes a que nos referíamos antes”.

Imagen de abandono del exterior Imagen de abandono del exterior

Imagen de abandono del exterior / M. G. (Sevilla)

Las mismas fuentes de la Consejería precisan:“Hay que recordar que, actualmente, la parcela que alberga el complejo del Hospital Militar de Sevilla dispone de edificios anexos, alguno de los cuales están en funcionamiento, caso del centro de salud Bermejales, la unidad de Salud Mental que depende del Hospital Virgen del Rocío; una Base logística del DECCU, un helipuerto operativo y la sede del distrito sanitario de atención primaria de Sevilla”.

La Junta reconoce que el inmueble ha sufrido muchos robos:“Algunas de las zonas reformadas han sido objeto de expolios y vandalismo, por lo que se está fase de peritación y evaluación de los daños para incluirlos en el presupuesto de puesta en marcha de las instalaciones”. Existe un servicio de vigilancia externalizado que se está comprobando que es “insuficiente para garantizar la completa integridad del inmueble”. El actual Gobierno de la Junta de Andalucía ha retomado la asignatura pendiente del Hospital Militar, hace unas semanas se desmontó la grúa deteriorada “cuyo alquiler se venía pagando durante todos estos años con la única finalidad de hacer creer a los sevillanos que había una actividad que era irreal y, obviamente, se está replanteado la vigilancia del complejo a la vista de la experiencia pasada”.El Ministerio de Defensa cedió el hospital Militar a la Junta de Andalucía en 2004.

Otra imagen de tubos de goma de los que se ha extraído el cobre Otra imagen de tubos de goma de los que se ha extraído el cobre

Otra imagen de tubos de goma de los que se ha extraído el cobre / M. G. (Sevilla)

Era un edifico de 12 plantas con la tecnología médica más avanzada del momento, helipuerto, una capacidad para 750 camas, 240 habitaciones individuales, 29 especialidades médicas y 5 quirófanos en sus más de 83.000 metros cuadrados. Se logró un presupuesto de 55 millones de euros y empezaron las obras en 2006, pero en julio de 2011 se paralizaron. Al parecer, la falta de liquidez de la Junta obligó a detener los trabajos. Hasta ahora, solamente se ha conseguido poner en marcha los servicios anexos ya referidos. Durante los últimos años, parte del material de uso hospitalario del que disponía el edificio fue trasladado a otros centros sanitarios para sustituir equipamientos deteriorados en otros hospitales andaluces, siempre y cuando no hubieran sido robados o destrozados.

Interior de un pasillo Interior de un pasillo

Interior de un pasillo / M. G. (Sevilla)

Los plenos de los Ayuntamientos de Dos Hermanas, Utrera, Carmona, Los Palacios, El Viso del Alcor, Santiponce, las Cabezas de San Juan o Castilleja de Guzmán, entre otras localidades, se dirigieron a la entonces presidenta de la Junta de Andalucía,Susana Díaz, y a su Consejería de Salud para solicitar la reapertura del hospital, a la que ahora se compromete el gobierno del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios