Turismo

Vivir en un hotel: el 'coliving' como solución para salvar la crisis del coronavirus

  • El Silken Al Ándalus ofrece un servicio de alojamiento mensual con servicios de lavandería, wifi y zonas comunes 

  • El establecimiento mayor de Sevila ingenia esta fórmula para rentabilizar el espacio y atender demandas limitadas por la pandemia 

Una de las habitaciones del hotel que se ofertan para largas estancias. Una de las habitaciones del hotel que se ofertan para largas estancias.

Una de las habitaciones del hotel que se ofertan para largas estancias. / M. G.

La pandemia está obligando al sector hotelero a buscar continuas soluciones que amortiguen la caída de clientes después de que estos establecimientos hayan reabierto sus puertas. Tras un verano que parecía prometedor, los rebrotes hicieron caer las reservas a media dos de agosto y la incertidumbre y temor a nuevos confinamientos han relegado prácticamente al cliente local el público potencial de estos negocios.

Mantener las puertas abiertas, pues ya se han producido numerosos cierres, obliga a reinventarse y el Silken Al Andalus es un buen ejemplo. El hotel mayor de Sevilla fue pionero a la hora de ofrecer la habitación-oficina y ahora se suma a lo que era ya una tendencia de alojamiento, el coliving. En concreto, la fórmula que oferta el hotel de los Bermejales es alquilar una habitación por un periodo de un mes, renovable, que incluye distintos servicios addemás de la estancia, como el servicio de lavandería-plancha, cambio de sábanas y toallas y limpieza general una vez a la semana, recepción para recogida de paquetes y seguridad 24 horas. Las habitaciones, muy espaciosas, cuentan con cafetera y wifi de alta velocidad y el hotel pone a disposición del huésped también el uso de la piscina o el parking mediante suplementos. 

El precio, desde 540 euros a 900 según el tipo de habitación escogida, permite al cliente una alternativa muy segura, pues el hotel aplica rigurosas medidas de higiene y prevención, con espacios comunes y un gran jardín disponibles para reuniones y propuestas de negocio. Según comentan fuentes del hotel ya hay un huésped que ha elegido esta opción y otras personas que se han interesado. 

La intención, según explican desde Silken Al Andalus, es atender también una demanda que existe y encuentra dificultades en el mercado. "Ésta es una solución que el hotel adopta para los conocidos como nómadas digitales, trabajadores remotos, estudiantes universitarios que requieren de un alojamiento y donde trabajar y vivir se convierte en una opción fácil accesible y ventajosa", comenta Alberto Blanca, director del hotel. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios