historia

Vuelven a Marchena descendientes de judíos expulsados

  • Se reúnen este fin de semana decenas de personas que conservan el apellido De Marchena

  • En todo el mundo hay en torno a un millón repartidos por América y Europa

Comentarios 5

Decenas de personas que comparten el apellido De Marchena se reunieron ayer sábado y lo harán durante el fin de semana en la localidad sevillana que les da nombre, Marchena, para recordar a los judíos y sefardíes de los que descienden, expulsados de España en 1492, con el final de la Reconquista.

Un encuentro que se inició en la noche del viernes organizado por la asociación Be Sepharad-Legado Sefardí y el Ayuntamiento de Marchena, bajo el nombre de Primeras Jornadas por la Memoria Judía y Sefardí de Marchena, que acogen a judíos y criptojudíos descendientes la localidad que hoy se encuentran dispersos por el mundo.

Hace un año, Kenneth de Marchena, holandés de origen judío, visitó el municipio sevillano, y este holandés, nacido en la isla de Curazao, investigó durante muchos años las raíces de su pasado sefardí e intentó reconstruir el árbol genealógico de los De Marchena.

Entonces, se propuso visitar la tierra de sus antepasados judíos antes de que fueran expulsados de España en 1492, ya que, a partir de ese momento, el apellido De Marchena, junto al de otras familias judeoconversas que huyeron desde Sevilla a Portugal y Amsterdam, se extendió por todo el mundo, sobre todo por América.

De hecho, la isla donde nació Kenneth es el primer asentamiento hebreo del continente americano.

Hoy, en torno a un millón de personas repartidas entre Holanda, Colombia, Venezuela, República Dominicana, Estados Unidos o Perú se apellidan De Marchena, señal de que descienden de una de las familias más importantes de estos criptojudíos.

A raíz de la visita de Kenneth a Marchena, Pepa Rull, fundadora de la asociación Be Sepharad-Legado Sefardí e impulsora de esta iniciativa, comenzó unas investigaciones que arrojan que "los judíos fueron una minoría procualificada que ocuparon posiciones importantísimas tanto en la administración como en la estructura económica, educativa, científica", en definitiva, fueron artífices de lo que somos hoy", explica.

El estudio relativo a la historia de los judeoconversos y criptojudíos de Sevilla y su provincia se ha llevado a cabo mediante el análisis de diversas fuentes primarias, así como de la diáspora y tradición oral de miembros de la familia De Marchena.

Si bien aún está incompleto, ya ha desvelado la importancia que tuvieron los judíos en momentos cruciales de la historia de España, de Andalucía y de la propia Marchena, desde finales del siglo XV.

A través de estas jornadas, los asistentes descubrirán sus raíces viajando al pasado y se acercarán a una etapa histórica todavía bastante desconocida, por medio de experiencias culturales de temática judía y sefardí. Pepa Rull está convencida de que este primer encuentro es solo el principio: "Los contactos empezaron con Kenneth, con los miembros de la familia De Marchena, pero tenemos todo un camino por delante para restituir la memoria y para que estos descendientes de ancestros que vivieron en Marchena se reencuentren".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios