Sevilla en la memoria | Las inundaciones del Tamarguillo

Cuando el agua hacía estragos en Sevilla

  • Nueva entrega de la serie 'Gelán: 100 años de periodismo en Sevilla'

Comentarios 1

Hasta la construcción de la Corta de la Cartuja, Sevilla era una ciudad que había dejado de ser navegable pero seguía siendo inundable. De las inundaciones más importantes del siglo XX fue testigo Gelán. La más popular encierra una curiosa paradoja. Mientras que la riada del Tamarguillo del 25 de noviembre de 1961, que dejó sin hogar a miles de personas, no causó una sola víctima mortal, la campaña de solidaridad para ayudar a los damnificados, que recibió el nombre de Operación Clavel, causó una veintena de muertos el 19 de diciembre de ese año. Las víctimas se produjeron al estrellarse una avioneta cerca de Kansas City, donde una multitud aguardaba a una caravana de 150 camiones procedentes de Madrid con artistas y personas de la aristocracia.

Esta página recoge las sorprendentes y espectaculares imágenes de algunas de esas terribles inundaciones, publicadas en diferentes periódicos de Sevilla y en la agencia Europa Press, desde la que llegaron a lectores nacionales y de todo el mundo.

Él histórico fotoperiodista fue protagonista de una imagen que se ha difundido en numerosas ocasiones y que, además, se utilizó para elaborar un cartel de una exposición que organizó el Ayuntamiento de Sevilla con motivo del Día Internacional de los Archivos. En la foto, realizada en 1924, Gelán figura fijando el visor de su máquina, con boina en la cabeza, captando la riada que hubo en la capital andaluza cuando tenía 22 años.

También en 1947 hubo una fuerte inundación que tuvo una gran repercusión en el barrio de Triana. La Hermandad de la O organizó una misa de campaña en la calle Castilla, colocando un altar en la puerta de la Parroquia sobre unas tarimas. Los fieles y devotos siguieron la ceremonia eucarística desde unos carros situados sobre las aguas que inundaban la popular calle de este barrio.

En la famosa riada del Tamarguillo de noviembre de 1961, Ángel Gómez captó numerosas imágenes de estas inundaciones. Logró en exclusiva el momento en el que en la zona del actual Distrito San Pablo-Santa Justa se rompió un muro de contención del citado arroyo que provocó que las aguas inundaran gran parte de la ciudad de una forma espectacular y anegaran calles y barrios enteros.

Ese año, muchas zonas del centro de la ciudad se inundaron y Gelán, desde un helicóptero, recogió con su cámara fotográfica la Puerta de Jerez cubierta de agua desde el cielo de Sevilla. En esta riada se tuvieron que evacuar más de 3.000 personas en una campaña sin precedentes en la que intervino Pedro Gual Villalbí, ministro sin Cartera, con la inestimable ayuda de Gregorio Cabeza.

Las aguas, en esta espectacular riada, llegaron a cubrir zonas del exterior de la Plaza de España y del Prado de San Sebastián. El Ayuntamiento, en el cincuentenario de la riada y de la Operación Clavel, que fue coordinada por el periodista radiofónico Bobby Deglané, hizo una exposición en el Espacio Santa Clara a la que fueron algunos supervivientes de la tragedia causada por el accidente de la avioneta. El cartel de dicha exposición era una fotografía de Gelán en la que se ve a cuatro niños de la mano entre las aguas. Un cartel de neorrealismo italiano en versión sevillana (sobre estas líneas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios