TV Muere la actriz Kirstie Alley, la que fuera protagonista de 'Cheers'

Medio Ambiente

Los anfibios regresan al Parque del Alamillo de Sevilla

  • Se han creado cinco charcas para la recuperación de esta especie, prácticamente casi desaparecida en la ciudad y su entorno

Una de las charcas artificiales que se han creado.

Una de las charcas artificiales que se han creado. / D. S.

El Parque del Alamillo y la Asociación Hombre y Territorio (HyT) están desarrollando conjuntamente un proyecto para generar hábitats acuáticos que permitan recuperar poblaciones de anfibios en este espacio metropolitano de Sevilla, gestionado por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio. El proyecto se incluye en el programa de herramientas de mejora de zonas verdes urbanas para herpetofauna amenazada por el cambio climático.

Desde principios de este año y hasta mediados de 2022, voluntarios de la asociación Hombre y Territorio desarrollan una serie de acciones encaminadas a crear hábitats acuáticos en el parque metropolitano, una iniciativa que también cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En la primera fase del proyecto se han instalado cinco charcas en de la zona de reserva de viveros del parque, que se suman a una charca ya existente con presencia de anfibios, invertebrados y flora propia de estos hábitats. Las charcas se han diseñado con diferente tamaño, profundidad e hidroperíodo. Se ubican en diferentes puntos estratégicos para que permitan la colonización natural de distintas especies y la comunicación entre los puntos seleccionados.

Para ello, se han utilizado distintos materiales, como lonas que estaban almacenadas en el Parque del Alamillo desde la Exposición Universal de 1992 y que aún están en buen estado.

Una vez creadas las charcas, se ha adecuado el entorno con la instalación de refugios dentro de las charcas y en su perímetro, rampas de salida y entrada. También se han aplicado medidas para facilitar la creación de una comunidad vegetal, compuesta por especies acuáticas sumergidas propias de la zona.

Operarios preparando las lonas de la Expo para instalar una charca. Operarios preparando las lonas de la Expo para instalar una charca.

Operarios preparando las lonas de la Expo para instalar una charca. / D. S.

Transcurridas las primeras semanas desde que se instalaron las charcas, se ha podido comprobar la colonización natural de rana común, incluso renacuajos de dicha especie, y se ha constatado también que diversos invertebrados han hecho de estas charcas su hogar. Las plantas acuáticas están enraizando y con la llegada del periodo estival, diferentes especies de aves que habitan el parque acuden a beber.

Los próximos pasos a dar incluyen la mejora estética del entorno de algunas charcas, para lo que se recurrirá a la vegetación mediterránea, así como el seguimiento de la colonización natural de diferentes especies y la translocación de especies de anfibios autóctonos que se encuentran al borde de la desaparición en Sevilla. 

El proyecto tiene el apoyo de la Estación Biológica de Doñana y la Universidad de Sevilla (US). Además, cuenta con los permisos pertinentes de la Junta de Andalucía.

En palabras de Álvaro Luna, colaborador de HyT y profesor del grado de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Universidad Europea de Madrid, "este proyecto resulta de gran utilidad, ya que recupera un tipo de hábitat que típicamente es denostado en entornos urbanos, y contribuye a mejorar su biodiversidad asociada, especialmente a anfibios. Respecto a esto último, va a dar los primeros pasos para facilitar el asentamiento de especies que en los últimos años se han perdido en Sevilla y su entorno próximo, por lo que podemos hablar de conservación de especies en un entorno urbano."

Excavación realizada para instalar una de las charcas en el Parque del Alamillo. Excavación realizada para instalar una de las charcas en el Parque del Alamillo.

Excavación realizada para instalar una de las charcas en el Parque del Alamillo. / D. S.

Por su parte, el coordinador de proyectos de HyT, David León, ha resaltado que “el cambio climático está mermando muchos de los hábitats de anfibios, como son las lagunas y charcas temporales. Este proyecto, que surge del censo nacional de anfibios y reptiles en entornos urbanos que realizamos junto con decenas de entidades y particulares en 2020, esperamos que ayude a este grupo de especies tan vulnerable a tener nuevas oportunidades”.

Manuel Campuzano, responsable del Parque del Alamillo, recuerda que este parque metropolitano “es un referente en Andalucía en cuanto a equilibrio entre conservación y uso público. Poder colaborar en proyectos como este para el área metropolitana de Sevilla es para nosotros toda una oportunidad de mostrar los objetivos de conservación de flora y fauna amenazada, así como su divulgación a la sociedad”.