Calle Rioja

Qué bonita es Badalona en Sevilla y en verano

  • Bellas artes. El Ateneo de Sevilla pone a la venta veinte cuadros del pintor de Badalona Pedro Baos, que los donó para la causa de la familia de Marta del Castillo.

AMarta del Castillo no se le daba demasiado bien el dibujo, no tan bien desde luego como a Mónica, su hermana pequeña, de la que hay lienzos por la casa. Pero la hija mayor de Antonio del Castillo y Eva Casanueva, asesinada y en paradero desconocido desde el 24 de enero de 2009, es el hilo conductor de una exposición de pintura nada convencional.

A Emilio Fernández Murciano, un malagueño que llegó a Cataluña en 1961 como cabo primero y allí es ahora padre de ocho hijos catalanes, le impresionaron tanto los casos del niño pintor de Málaga y de Sandra Palo que fundó en Badalona, la ciudad donde reside, la Plataforma Marta del Castillo y Afectados. Es la entidad que movilizó la iniciativa que se inauguró en el Ateneo de Sevilla, una muestra de veinte cuadros de Pedro Baos Castellanos que están desde ayer a la venta. Los hipotéticos clientes deben saber que los ingresos de esta exposición irán destinados a sufragar los gastos judiciales que genere el recurso que la familia presentaría ante el Tribunal de Estrasburgo en el caso de que el Tribunal Supremo no les diera la razón. En caso contrario, los fondos de la muestra se destinarían a una causa benéfica.

El presidente de la Plataforma Marta del Castillo y el pintor viajaron desde Badalona acompañados de una importante delegación política: David Gómez Villar, concejal de Servicios Sociales y Sanidad del tercer municipio más poblado de Cataluña (221.000 habitantes) después de Barcelona y Hospitalet de Llobregat, y Jordi Rodríguez, coordinador del distrito 6 de dicha población. "En el distrito 4, los andaluces son mayoría". Por primera vez en 32 años de democracia municipal, el PP gobierna en la patria chica de Miguel Poveda.

Los cuadros se pueden visitar -y adquirir: los precios oscilan entre 300 y 1.500 euros- en la Sala Gonzalo Bilbao del Ateneo, que ayer abrió sus puertas en presencia de su presidente, Alberto Máximo Pérez Calero. La alcaldesa del casco Antiguo, Amidea Navarro, le reiteró a los padres de Marta el abrazo solidario de todos los sevillanos. Antonio Casanueva, el infatigable abuelo de la joven, el héroe cívico que nunca pierde la sonrisa, agradeció este gesto artístico lleno de sensibilidad y altruismo.

Sevilla y Badalona son ciudades unidas por el medallero olímpico de Londres: el oro de Marina Alabáu, sevillana con apellido catalán, y la plata y el bronce de Mireia Belmonte, badalonesa de apellido sevillano. Ayer volvieron a unirse las dos ciudades, como en una cantiña de Poveda, en el podio de la generosidad. Hay dos cuadros que representan a ambas ciudades y que el artista los hizo expresamente para esta exposición: uno muestra una visión nocturna de Sevilla, con la Giralda y la Torre del Oro; el otro, es una estampa de las Ramblas de Barcelona que le da la razón al tema de Serrat, que veía esa ciudad tan bonita en invierno y en verano.

Cataluña le trae muy buenos recuerdos a los padres de Marta. Se casaron el 6 de octubre de 1989, el año que cae el muro de Berlín y nacen los Simpson. Hicieron un viaje de novios tardío que les llevó hasta Italia pasando por la Costa Brava, Nimes y Mónaco. Antonio del Castillo sigue luchando por la causa de Marta, su cónsul en Badalona. "No quiero pensar en mi hija como una mártir, pero soy cabezón cuando llevo la razón. Me dicen que no se debe legislar en caliente, pero si no dejamos que se enfríe el país".

Eva Casanueva se siente en el Ateneo como en su casa. Sus dos hijas, las hermanas de Marta, salieron en una de las carrozas de la última Cabalgata. Pedro Baos, con un amplio historial artístico, que anualmente expone cuatro veces en Francia, es padre de tres hijos, el mismo modelo familiar de los padres de Marta. Pedro, su hijo pequeño, el único varón, es su secretario. Tiene 22 años, los que pronto habría cumplido Marta del Castillo.

Antonio Zambrana, pintor, presidente de la sección de Bellas Artes del Ateneo, valoró la diversidad de técnicas y de conceptos de la obra de Pedro Baos. "Soy un pintor a la carta, lo mismo hago bodegones que arte surrealista o retratos por encargo". En la exposición hay paisajes de Huétor Tajar (Granada) y Benidorm.

No le extraña a Antonio del Castillo, el padre de Marta, este abrazo solidario entre dos ciudades aparentemente tan lejanas, tan unidas a la vez por lazos laborales, culturales y de mixtura sentimental. "Lo que se está viviendo no es un problema de los catalanes, son los políticos los que nos han metido en este fregado. Las personas somos todos iguales, lo único que quieren es un trabajo estable, una vida social acomodada". Los miles de andaluces que pueblan Badalona le darían la razón. Jordi Rodríguez, el coordinador, hijo de almeriense y madrileña, es del Real Madrid. Su concejal es del Barça. Emilio Fernández, el presidente de la Plataforma, vino a Sevilla con su mujer catalana, Elvira Tapias Fibla. "Nos conocimos haciendo fotos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios