Educación

Los colegios de Sevilla suman decenas de maestros de baja por la reacción de las vacunas

  • Hay centros donde ha faltado la mitad de la plantilla el día después de la primera dosis

  • Los sindicatos piden a Salud que en la segunda inyección no se cite al claustro completo

  • El plan inicial preveía la inmunización por niveles de enseñanza

Vacunación en el pabellón deportivo de Los Bermejales.

Vacunación en el pabellón deportivo de Los Bermejales. / Juan Carlos Muñoz

"Nos faltó que el conserje se encargara de las clases". Quien así se expresa es Marta Sánchez, directora del CEIP María Auxiliadora, en Los Palacios y Villafranca. Este colegio ha sufrido las consecuencias de la vacunación contra el Covid que desde la semana pasada se está llevando a cabo con el personal docente de Andalucía. Los efectos en su plantilla provocaron que tras la primera dosis faltaran al día siguiente 11 de los 26 maestros que la integran, casi la mitad. La propia directora tuvo que realizar labores de sustitución y, junto a otros compañeros, "multiplicarse" para que los alumnos estuvieran atendidos durante el horario lectivo. 

El caso de este centro de Infantil y Primaria se vive en muchos otros colegios, en los que la reacción de la vacuna AstraZeneca está provocando multitud de bajas laborales de corta duración (no suelen prolongarse más de un día), lo que supone un problema de organización para los equipos directivos, que no cuentan con personal suficiente para cubrir las ausencias. 

Los sindicatos ya han dado la voz de alarma sobre esta situación. Uno de ellos ha sido ANPE, que asegura que durante los próximos días llegarán más casos. "Fiebre, náuseas y malestar general son los síntomas que se presentan tras la primera dosis, lo que dificulta que se pueda impartir clase en tales condiciones", apuntan desde este sindicato. Una reacción que se preveía pero que debe evitarse para la segunda dosis, que con toda probabilidad se producirá en el tercer trimestre de curso. 

250 vacunados en un día

La directora del CEIP María Auxiliadora explica que en un solo día en Los Palacios se vacunaron 240 docentes de distintos centros educativos. "En nuestro colegio se citó a todo el claustro, con independencia del nivel de enseñanza", refiere Sánchez, quien considera que hubiera sido más razonable que la Consejería de Salud y Familias llamara a la mitad de la plantilla docente para no sumar tantas bajas en días posteriores. La segunda dosis para estar totalmente inmunizados se la pondrán el 4 de mayo. 

La planificación de esta campaña es una de las críticas del sindicato CSIF, que aclara que, en principio, estaba previsto que los primeros en vacunarse fueran los maestros de Infantil y Educación Especial, debido a que trabajan con niños que prescinden de las mascarillas, por lo que están más expuestos a contagiarse de coronavirus. Tras ellos vendrían los de las siguientes etapas, hasta llegar a Bachillerato. Finalmente, este orden no se ha cumplido y Salud está llamando a claustros completos, lo que provoca que los colegios e institutos registren un elevado número de bajas algunas jornadas por la reacción de las vacunas. 

CSIF pone el ejemplo lo ocurrido en un colegio de La Algaba, donde 12 de los 27 maestros con los que cuenta no pudieron asistir al centro al día siguiente de inyectarse la primera dosis. Todos presentaban molestias severas que les impedían desempeñar su función docente correctamente. Este sindicato estima que uno de cada tres maestros no acude a su trabajo tras la vacunación y que el resto sí lo hace, a pesar de la fuerte reacción que sufre. "Pasó la semana pasada y está pasando ésta también", indica Elena García, presidenta del sector de enseñanza de este sindicato. 

En horario escolar

Otra de las críticas sobre la campaña de vacunación concierne al horario que se emplea para inyectar la dosis. Desde CCOO se critica que se use la jornada lectiva para la inmunización, lo que obliga a los profesionales de la enseñanza a ausentarse de su puesto de trabajo durante varias horas, con el consiguiente problema organizativo que esto provoca para los directores. "Entendemos que es un proceso complicado, pero Salud debería, en la medida de lo posible, que las dosis se suministraran por la tarde", señala este sindicato, que también incide en la conveniencia de que no se llamen a claustros enteros. 

CCOO, de igual modo, alerta de que los profesionales de la enseñanza pública y concertada ya están siendo vacunados, pero no los de los centros privados. "El riesgo es el mismo en todos los sistemas", indican desde esta central. Un extremo desmentido por la Consejería de Educación y Deporte, que asegura que todos participan de esta campaña de inmunización. 

La Junta habla de "normalidad"

Educación afirma que no ha recibido aún datos sobre la incidencia que la reacción de la vacuna AstraZeneca está teniendo entre los docentes andaluces. El propio consejero, Javier Imbroda, señaló ayer la "normalidad" con la que se lleva a cabo el proceso. "No nos consta que haya habido ningún tipo de reacción en Andalucía", comentó el titular de Educación, quien recordó que es la Consejería de Salud la que "marca los ritmos". "Todo está funcionando razonablemente bien en una logística tan compleja, tan inédita", abundó. 

En la provincia de Sevilla está previsto que se vacunen alrededor de 24.000 docentes, una cifra que en toda la comunidad autónoma alcanza los 140.000. Según Imbroda, el 80% de estos profesionales ya ha recibido su primera dosis y la previsión es que en esta semana se alcance el cien por cien. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios