Sevilla

El comando Blackberry

  • Los teléfonos móviles con los que trabaja la Policía Local desde ayer permiten desde denunciar la doble fila hasta identificar a personas que estén en búsqueda y captura

Comentarios 33

Dicen que el sistema tradicional, el del bolígrafo y el talonario de multas, sigue siendo más rápido para denunciar infracciones de tráfico, pero que las prestaciones de la Blackberry son infinitas a la hora de facilitar el trabajo de la Policía. Un agente equipado con esta PDA puede desde poner una multa por cualquier infracción a una ordenanza municipal hasta identificar a una persona sobre la que pese una orden de búsqueda y captura con sólo introducir el número de DNI en el aparato.

La Policía Local de Sevilla cuenta desde ayer con 16 teléfonos móviles PDA de la marca Blackberry y del modelo 8310, uno de los más avanzados del mercado. 14 de estos aparatos se han destinado a la unidad de tráfico y dos a los distritos. Cada uno de ellos viene acompañado con una pequeña impresora que los policías pueden colocarse al cinto y con la que se imprimen las multas que se entregan a los conductores infractores o se depositan en el parabrisas de los vehículos denunciados en caso de que el conductor esté ausente.

La PDA está conectada con el negociado de multas del Ayuntamiento. En el momento en que el policía imprime la denuncia, ésta ya está registrada por la hacienda local y es imposible retirarla. El dispositivo contiene incluso la firma digital del agente que lo porta, para que ni siquiera tenga que pararse a firmar la denuncia de manera manual. Con sólo introducir el número de una matrícula, la Blackberry identifica al titular del coche.

El equipo ahora mismo está en periodo de pruebas y sólo trabaja con la base de datos del Ayuntamiento de Sevilla, por lo que un vehículo registrado en un municipio de la corona metropolitana tendría que ser comprobado de manera manual. La intención del Ayuntamiento es que en los próximos meses la Policía Local pueda trabajar con la base de datos de la Dirección General de Tráfico, con lo que podrá tener acceso a todas las matrículas de España. De esta manera, los agentes pueden identificar vehículos robados o cuyos titulares estén reclamados por cualquier juzgado del territorio nacional.

Los agentes de la Policía Local han recibido un curso para familiarizarse con el manejo de estos aparatos y desde ayer ya los están utilizando. La primera jornada fue en pruebas y los agentes estuvieron comprobando que el dispositivo funciona de manera correcta. Una de las zonas en las que se estuvo probando el sistema fue en el centro, concretamente en Marqués de Paradas. A partir de hoy las sanciones impuestas con estos teléfonos móviles de última generación ya serán válidas.

Si el proyecto tiene éxito, el Ayuntamiento dotará de más PDA a la Policía de manera paulatina, ya que cada equipo cuesta unos 1.000 euros. La iniciativa puede ser rentable en cuestión de minutos desde el momento en que cada denuncia por doble fila supone una cuantía de 200 euros. El aparato supone una garantía porque aporta fotografías a la denuncia y no permite el error a la hora de identificar al titular de un vehículo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios