Coronavirus

El plan de emergencia se reactiva en Sevilla ante el aumento de los contagios

Cuatro mujeres de distintas edades se protegen con mascarilla.

Cuatro mujeres de distintas edades se protegen con mascarilla. / firma foto

El número de contagios, su aumento, los rebrotes... La evolución de la pandemia del coronavirus en Sevilla, que, lejos de mitigar, continúa su ataque sin bajar ni una pizca su virulencia, empujó ayer al alcalde, Juan Espadas, a presidir una nueva reunión del comité de seguimiento de la crisis. El órgano retoma de esta manera sus funciones de coordinación de todos los servicios municipales. En la reunión participaron de forma presencial o telemática los delegados de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera; Bienestar Social, Empleo y planes integrales de transformación social, Juan Manuel Flores, y Recursos Humanos y Modernización, Clara Macías, así como el resto de miembros de este comité de seguimiento.

En la sesión de trabajo se acordó programar para los próximos días la declaración del plan municipal de emergencias en fase de pre-emergencia ante la evolución de los contagios y de la pandemia y la reincorporación de buena parte de la población a sus puestos de trabajo y a sus residencias una vez finalizado el periodo vacacional. Este plan llegó a activarse en su nivel 2 durante la declaración del estado de alarma.

El comité de seguimiento analizó el desarrollo del tercero de los contratos licitados por parte del área de Gobierno interior dependiente de la Delegación de Hacienda y Administración Pública para completar la instalación de mamparas en los puestos municipales que tengan atención directa al ciudadano. Con esta última compra, adjudicada recientemente por un importe de 22.000 euros, se adquieren más de 500 unidades que permitirán completar la instalación en todos los puestos y guardar además una reserva por si se registran desperfectos.

Al mismo tiempo, se acordó la realización de una nueva inversión que se licitará por un importe aproximado de 240.000 euros para la adquisición de equipos de protección individual para los distintos servicios municipales. Se trata de una compra que viene a completar las realizadas durante los últimos meses con el objetivo de tener materiales disponibles para los trabajadores y especialmente aquellos que, por sus funciones, tienen mayores niveles de exposición a posibles contagios del Covid-19.

Entretanto, el Instituto Municipal de Deportes (IMD) mantendrá cerrada la piscina de Torreblanca, al menos hasta el miércoles, como medida preventiva tras activar el protocolo establecido para evitar contagios de Covid. Esta medida seguirá en vigor hasta que se confirmen los resultados de dos pruebas PCR realizadas a dos trabajadores de empresas adjudicatarias de servicios que realizan sus funciones en esta instalación. La suspensión de la actividad de la piscina se adoptó el pasado viernes por dos situaciones distintas y sin aparente relación.

En primer lugar, una trabajadora de una de las empresas presentó fiebre y síntomas por lo que dejó de acudir al centro de trabajo. Al mismo tiempo, otra persona vinculada al servicio de limpieza comunicó que un familiar había dado positivo en las pruebas y que por tanto permanecería en aislamiento al haber tenido contacto reciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios