Sevilla

Disturbios en Sevilla tras una protesta en Pino Montano contra el toque de queda

  • Varias personas han incendiado un contenedor y derribado otro y una moto para cruzarlas en una avenida

  • También han lanzado bengalas al tiempo que pedían libertad

  • La Policía ha tenido que intervenir

Una manifestación contra el toque de queda por las calles de Pino Montano ha terminado la noche de este martes en disturbios. Varias personas han quemado al menos un contenedor y han derribado una moto y otro recipiente de basura, que han cruzado en mitad de la calle Cortijo de las Casillas. Además, han lanzado una serie de bengalas y fuegos artificiales. Los incidentes han motivado la intervención de los antidisturbios de la Policía Nacional.

Los hechos han ocurrido poco antes de las once de la noche en la calle Cortijo de las Casillas, una de las avenidas principales del barrio sevillano de Pino Montano. Para las diez y media, una plataforma llamada Pino Montano en lucha había convocado una protesta contra el toque de queda y en defensa de los negocios del barrio. La manifestación pretendía ser pacífica y así lo insistieron los convocantes a través de las redes sociales.

"Por la libertad y el futuro de nuestro barrio", era el lema de la marcha, que animaba a los vecinos a salir con una pancarta para mostrar su rechazo a las nuevas restricciones del Gobierno. Los organizadores recordaban que era obligatoria la mascarilla y mantener la distancia social.

"Da igual si crees en el virus o si no. No importa si eres de derechas o de izquierdas. Todos estamos sufriendo las injustas consecuencias de la nefasta gestión de la clase política de una forma u otra. No somos de ningún partido porque ninguno ha estado a la altura. Somos el barrio de Pino Montano, la clase obrera trabajadora y vamos contra los de arriba sean del color que sean", dice otra de las convocatorias difundidas por las redes sociales.

Un contenedor volcado tras la protesta. Un contenedor volcado tras la protesta.

Un contenedor volcado tras la protesta. / Antonio Pizarro

"Es la última oportunidad que tenemos de salir a la calle y defender los negocios y las familias de nuestro barrio antes de que sea tarde y tengamos que ver cómo nuestros amigos y familiares echan el cierre de bares y tiendas que llevan toda la vida con nosotros", añade esta nota, que recuerda que se trata de una concentración pacífica.

Sin embargo, un grupo de ultras ha reventado la manifestación provocando incidentes, al tiempo que entonaban cánticos pidiendo libertad y contra el estado de alarma y el toque de queda impuesto por el Gobierno central para frenar la expansión de la segunda ola del Covid-19. "Menos policías y más sanidad", era otro de los gritos de los manifestantes.

Han sido numerosos los vecinos que han llamado a la Policía alertando de los disturbios. La Unidad de Intervención Policial (UIP) se ha desplazado a la zona en la que ocurrieron los hechos. Otros vecinos, así como algunos de los participantes en los disturbios, han grabado vídeos y los han subido a las redes sociales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios