Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

eSalud, punteros en ideas

  • Emprendedores sevillanos defienden sus proyectos ante responsables hospitalarios: Un sistema para prevenir infartos, un 'body' inteligente o un auricular para leer la actividad cerebral

Un dispositivo capaz de leer la actividad cerebral y de traducir los datos a través de un móvil para corregir estados de ansiedad o trastornos de sueño; un body de bebé que mide la temperatura constantemente o un sistema para prevenir infartos y otros problemas cardiovasculares. Son tres de los proyectos punteros que se desarrollan en el pabellón de Francia, en la Isla de la Cartuja, el denominado Cubo, centro que funciona a modo de incubadora y/acelerador de proyectos tecnológicos.

Jóvenes emprendedores dedicados al desarrollo de dispositivos en el campo de la medicina defendieron ayer sus creaciones ante responsables hospitalarios del Virgen del Rocío, Quirón Sagrado Corazón, el Instituto Hispalense de Pediatría y eHealth Telefónica. "Los proyectos deben ser validados en un entorno hospitalario y parte de nuestro trabajo consiste en favorecer el encuentro de los emprendedores con responsables de los hospitales", explica Javier Pérez, mentor de las empresas emergentes o start-up. El objetivo es "celebrar estos encuentros de salud cada mes", añade.

Durante unos minutos cada grupo defiende sus ideas. "Nuestro proyecto consiste en un dispositivo que no se ve y que recoge las ondas cerebrales para después indicar estados (estrés, felicidad, tristeza, etcétera)", explica Alejandro Vicente, jefe de organización de IGI, un proyecto médico pensado para tratar trastornos del sueño, epilepsia y ansiedad. El dispositivo consiste en un auricular que recoge la actividad cerebarl a través de dos electrodos. "Estos datos son procesados en una placa pequeña colocada en la oreja que trasmite la información recogida a un móvil por señal inalámbrica", añade Pablo Navarro, miembro del grupo. Una vez en el móvil, los datos son traducidos a través de una aplicación para que la persona pueda reconocer problemas de estrés o, por ejemplo, para advertir de un ataque epiléptico, etcétera.

Vital Signe es el nombre de otro proyecto de eSalud que se desarrolla en el Cubo de la mano de un equipo de ingenieros y médicos. "Consiste en un dispositivo que se adhiere al pecho y que registra la actividad cardiaca como si se tratara de un monitor electrocardiograma inalámbrico, fácil de llevar, que no necesita cables y que se puede mojar. Es en tiempo real. El médico puede ver los datos que va registrando el paciente. Este dispositivo puede prevenir un infarto, por ejemplo", explica Sergio Elvira. Se trata de un avance de los actuales holters, el sistema que se utiliza en los centros hospitalarios para comprobar la actividad cardiaca y la presencia de arritmias y otros problemas. Los holters requieren que el paciente esté cableado y con el dispositivo colocado en un cinturón. Otro de los inconvenientes del holter convencional está en que los resultados tienen que ser analizados a posteriori y no en tiempo real.

"La idea me surgió cuando mi madre, que padece de corazón, se sometió a un holter", explica Elvira, que es informática. "Entonces comencé a pensar en la necesidad de crear un dispositivo más cómodo y eficaz", añade. Este grupo ya ha iniciado los trámites para patentar el Vital Signs.

Thermibody es otro de los proyectos y consiste en un body inteligente. José Ignacio Berdún, uno de sus creadores, explica que este proyecto está ideado para controlar la temperatura del bebé durante un tiempo prolongado. "Utilizamos el mismo sensor que se usa en las incubadoras de neonatos y consiste en una pieza colocada al body que recoge la temperatura del niño y que cuenta con un circuito para enviar la señal al móvil", explica este ingeniero de telecomunicaciones. "La idea me surgió tras una noche en la que mi hijo estuvo enfermo y me di cuenta de la necesidad de un sistema que permita controlar la fiebre de manera constante", añade.

A través de una aplicación del móvil, el médico o el padre puede recibir la alerta de que la temperatura del bebé ha aumentado. El producto está desarrollado con un prototipo validado. Ahora sus creadores buscan capital para su comercialización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios