Sevilla

Un empresario del oro denuncia a 17 personas por estafa en los empeños

  • Pagó más de 45.000 euros por piezas que sólo tenían un baño del preciado metal.

Comentarios 3

Un empresario del negocio de la compra de oro de Sevilla ha denunciado a 17 personas por una presunta estafa relacionada con los empeños de numerosas joyas, por las que llegó a pagar más de 45.000 euros y que después se ha comprobado que sólo tenían un baño del preciado metal y carecían de valor.

Los hechos están ya siendo investigados por varios juzgados de Instrucción de la capital, en los que se ha distribuido la denuncia de este comerciante contra los 17 vendedores de las joyas. Los hechos denunciados ocurrieron entre los meses de junio y octubre de este año, cuando estas personas acudieron a uno de los establecimientos de compra de oro que regenta el empresario, con la intención de empeñar diversos objetos supuestamente de oro, tales como cadenas, pulseras, anillos, semanarios y esclavas.

Todos estos objetos superaron la prueba inicial, que consiste en la reacción del metal con un líquido, pero no fueron sometidas a un examen más exhaustivo porque en todos los casos se trataba de piezas empeñadas, que podrían ser recuperadas por el vendedor en un período de tiempo fijado en el contrato. Sin embargo, una vez finalizado dicho contrato, ninguno de los vendedores solicitó la devolución de las piezas empeñadas, por lo que fueron remitidas al laboratorio para su fundición, momento en que se realizó un examen más específico y se comprobó que todas las piezas eran falsas y que el metal carecía de valor, según la denuncia presentada por el empresario, a la que tuvo acceso este periódico.

El abogado Carlos Sierra, que representa al empresario denunciante, destacó este lunes que los presuntos estafadores "sabían fehacientemente cómo funciona el negocio de la compra de oro" y que el control que se efectúa sobre las piezas de empeño no es tan completo como el que tiene una lugar cuando la pieza de oro es vendida.

El letrado explicó que la investigación judicial debe determinar ahora si esta "operatividad" de los denunciados se ha creado "para ampliar la presunta estafa a otros negocios de compra de oro que hay en la ciudad, si esta práctica se está generalizando a todas las empresas del sector".

La Policía Nacional está igualmente investigando si estas estafas constituyen en realidad una "trama" para estafar a estos negocios y si las personas que empeñaron las joyas -todas perfectamente identificadas con su DNI- lo hacían siguiendo un plan u órdenes de otras. Por este motivo y también por un criterio de "economía procesal", el letrado Carlos Sierra indicó que va a solicitar la acumulación de la denuncia por estos 17 casos en un único juzgado, dado que actualmente se encargan de la investigación varios jueces distintos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios