Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Seguridad Vial en Sevilla

Los fallecidos en carretera se reducen en un centenar en 10 años

  • El número de conductores que dan positivo en las pruebas de alcoholemia cae del 5% al 1,5%. Las distracciones y el exceso de velocidad, principal causa de accidente mortal.

El número de fallecidos en las carreteras sevillanas ha mermado considerablemente la última década. Si en 2003 las personas que perdían la vida en accidente de tráfico eran 134, diez años después esta cifra se ha reducido hasta las 34, pese a lo cual desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se insiste en que el objetivo es alcanzar la siniestralidad cero, de ahí que se pongan en marcha distintas campañas que alerten a los conductores sobre el peligro que supone las distracciones al volante y el exceso de velocidad, principales causas de las muertes. Uno de los objetivos que también ha logrado la DGT es la caída del número de personas que daban positivo en las pruebas de alcoholemia, aunque ahora toca enfrentarse al de los que se ponen al volante tras consumir estupefacientes, cuyas cifras siguen elevadas.

"No podemos caer en una extrapolación triunfalista de las muertes en carretera, pero lo cierto es que han bajado bastante en la última década". Así se manifestaba este martes el delegado provincial de la DGT en Sevilla, Ramiro Marcello, antes de clausurar la I Jornada por la Seguridad Vial en el Transporte por Carretera que organizó la Fundación Gestrafic en la Cámara de Comercio de Sevilla. Marcello, quien tomó posesión de su cargo el pasado 9 de octubre, hizo balance del estado en el que se ha encontrado dicho departamento, del que defendió la gran labor realizada en diez años en los que se ha conseguido reducir la siniestralidad en las vías sevillanas un 74,63%, porcentaje que, traducido en número, es igual a un centenar. Para ello toma de referencia las cifras del último informe anual, correspondiente a 2012, cuando fallecieron en la provincia 34 personas en accidente de tráfico, mientras que en 2003 fueron 134. Las previsiones apuntan a que este índice sea menor este año. Hasta el momento se han contabilizado 24 muertos en las carreteras.

Para el nuevo delegado de Tráfico, esta merma se debe a la política puesta en marcha por la DGT estos diez años, entre las que destacó la retirada de puntos del carné por infracciones, la reforma del Código Penal y la creación de una Fiscalía para la Seguridad Vial, que ha permitido "profundizar" más en este ámbito y activar políticas que reduzcan la siniestralidad en el tráfico. Otra de las medidas que para Marcello ha logrado una gran eficacia son las distintas campañas de vigilancia intensiva que se han llevado a cabo, de las que citó como ejemplo las que se ponen en marcha en las fiestas navideñas para evitar la ingesta de alcohol cuando se conduce y que se activarán otra vez este año.

En este sentido, resulta destacable la caída del porcentaje de conductores que años atrás daban positivo en los test de alcoholemia de la provincia. Así, hasta hace poco, el 5% de las personas que se sometían a estos exámenes superaban la tasa de alcohol permitida para ponerse al volante, y ahora esta cifra se sitúa entre el 1,5% y el 2% al año. El objetivo a corto plazo que se ha marcado la delegación de la DGT es que esta cantidad no supere el 1%.

Respecto a la seguridad de las carreteras sevillanas para la conducción, Marcello negó que en la provincia existieran "puntos negros", por lo que la calificó de "normal" en cuanto al tráfico. No obstante, reconoció que hay vías como la A-49 que se han convertido en un "gusano" por la congestión existente a determinadas horas y por ser uno de los puntos en los que más accidentes se registran, aunque éstos son de "baja intensidad" y la mayoría no son mortales, sino que se originan por alcance, por lo que los principales daños los reciben el vehículo.

La opinión del delegado provincial de la DGT contrasta con un informe elaborado hace un año por la compañía de seguros Línea Directa, según el cual tres carreteras y avenidas de Sevilla se sitúan entre las 15 con más accidentes de tráfico de España. Dicho estudio reflejaba que el Puente del V Centenario es la quinta vía con más siniestralidad del país, sólo superado en número de fallecidos por la M-40 de Madrid, la Diagonal de Barcelona, la M-30 madrileña y el Paseo de la Castellana, también en la capital española.

Las otras dos vías más peligrosas, también dentro del casco urbano hispalense, son la Avenida de Kansas City -que ocupa el puesto número ocho-, y la Avenida de Torneo, que se sitúa en decimocuarto lugar. Todas estas zonas están calificadas por el citado informe como "puntos rojos" al concentrar al año un número de accidentes con al menos dos vehículos (o un vehículo y una persona) superior al centenar.

En cuanto a la necesidad de mejorar y ampliar las infraestructuras de la provincia para garantizar una mejor conducción, Marcello se mostró comprensivo con las partidas presupuestarias para los proyectos pendientes. "En tiempos de crisis no se puedan realizar grandes inversiones en nuevas carreteras, por lo que la DGT opta por campañas que hagan que el tráfico sea más seguro en las vías de las que disponemos", añadió el delegado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios