Salud

El nuevo gerente del SAS trató de privatizar cuatro hospitales en Castilla-La Mancha

  • Durante la etapa de Miguel Moreno Verdugo se eliminaron casi 4.000 puestos de trabajo en la sanidad pública manchega

  • Los sindicatos, a través de sentencias y movilizaciones, impidieron el cierre de Urgencias en el ámbito rural entre otras medidas

Fachada del Hospital Virgen del Rocío Fachada del Hospital Virgen del Rocío

Fachada del Hospital Virgen del Rocío

El recién nombrado gerente del SAS, Miguel Moreno Verdugo, asumió el cargo de director general  de Recursos Humanos del Servicio de Salud en Castilla-La Mancha (SESCAM) en el periodo 2013 a 2015, bajo el mandato de María Dolores de Cospedal. Durante este periodo se acometieron recortes en las plantillas del servicio público de Castilla-La Mancha que el sindicato CCOO cifra en casi 4.000 puestos de trabajo; además destaca el intento de privatización de cuatro hospitales públicos en esta etapa.

"Fue la etapa más negra de la sanidad pública. Como director general de Recursos Humanos eliminó casi 4.000 puestos en la sanidad pública. Los que llegaron después comprobaron que en su hoja de ruta incluía la eliminación de hasta 6.000 puestos de trabajo. Entre sus proyectos: la privatización de cuatro hospitales públicos, que no logró porque no encontró ninguna empresa privada interesada", recuerda Consuelo Cuadra, secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO en Castilla-La Mancha". Durante su etapa, Cuadra además destaca que "impuso un nuevo modelo de integración de la atención especializada y la atención primaria, que terminó diluyendo la atención primaria". De estas medidas, "aún no se ha recuperado la sanidad pública manchega, añade la portavoz sindical.

Entre otras medidas concretas, Cuadra recuerda que CCOO ha ganado litigios en los tribunales ante el intento de privatización, en la etapa de Moreno Verdugo en el SESCAM, de servicios (mantenimiento, cocina y otros) en un hospital público de Toledo. "Sentimos preocupación cuando conocimos que le han nombrado como gerente de la sanidad pública andaluza", advierte. 

El responsable de Sanidad en UGT-Castilla La Mancha, José Manuel Pinillos, coincide con Consuelo Cuadra, al definir la etapa de Moreno Verdugo en la sanidad pública manchega como "la más oscura". El responsable sindical recuerda, entre otras medidas de su etapa, la eliminación de los servicios de urgencias en puntos rurales. Castilla La Mancha cuenta con una población muy dispersa."Esta medida motivó movilizaciones y denuncias", recuerda Pinillos, de modo que a las dos semanas tuvieron que rectificar. "Su objetivo era clave: privatizar".

UGT y CCOO en Castilla La Mancha organizaron en esta etapa movilizaciones históricas. "UGT logró sentencias que tumbaron las medidas de reordenación del personal. Pretendieron un reubicar a gran parte de los profesionales de la sanidad pública, y logramos pararlo en los tribunales", advierte.

En cuanto a la privatización, "comenzaron con cuatro hospitales pequeños; y como no lo consiguieron, el siguiente paso que dieron fue tratar de que el Hospital de Toledo, de referencia nacional, lo construyeran y lo gestionaran empresas privadas". Tenía un "objetivo muy claro y estuvo a punto de conseguirlo", advierte. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios