Puntadas con hilo

¿Qué hay de eso de la innovación?

  • Espadas se afana en posicionar a Sevilla en el mapa de las ‘smart city’: ¿cómo se traduce ese trabajo a la realidad cotidiana de la ciudad?

Juan Espadas, durante la visita a la sede de Cisco en San Francisco. Juan Espadas, durante la visita a la sede de Cisco en San Francisco.

Juan Espadas, durante la visita a la sede de Cisco en San Francisco.

No hay programa electoral que se precie que no incluya un apartado a la Sevilla del futuro, la del I+D+I, la de la cultura de la innovación y el emprendimiento. Sinceramente, suena a palabrería. ¿Cuántos sevillanos saben realmente qué es eso de la smart city? Y mucho menos qué tiene que ver esa marca que persigue Juan Espadas con el fomento del empleo prometido.

Por eso muchos se preguntarán para qué sirven viajes al extranjero como el que la semana pasada hizo el alcalde a Estados Unidos. Es difícil de cuantificar el rédito de fotos en Silicon Valley con empresas multinacionales como Google o Cisco, otro gigante de redes y aplicaciones de innovación para ciudades y empresas. Quizás no se vean a corto plazo, pero sí que encierran un gran interés para la ciudad, que busca posicionarse a nivel mundial como referente de lo que se supone que será el empleo del futuro.

De momento, lo más cercano podrá verse (no se sabe si en este mandato) en las antiguas naves de Renfe de San Jerónimo, que serán rehabilitadas con fondos europeos. El proyecto, que tiene financiación garantizada y cuya encomienda de redacción la tiene ya Emvisesa, convertirá este patrimonio abandonado en un centro de referencia para las empresas y los emprendedores de la industria de las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones. Una incubadora, un gran acelerador.

Ya hay una gran empresa, Cisco, que está dispuesta a tirar del carro como uno de los socios privados de ese proyecto que se ubicará en las antiguas naves y que ya se denomina Sevilla Futura. Y no es la única empresa, pues ya se ha firmado un acuerdo al respecto con Airbus y se han sentado las bases para ir cerrando otros con Telefónica, Vodafone, Orange, Sngular, Singularity, Endesa y organismos como la Corporación Tecnológica de Andalucía, la propia Junta y la Universidad.

Mientras tanto, Espadas ofrece la ciudad a esos gigantes de la industria tecnológia. Y dicen que a Google le ha gustado mucho la idea. ¿Cuál? Que use espacios urbanos de Sevilla como laboratorio real en el que probar prototipos.

Todo sea por hacer marca y ligar Sevilla a la cultura innovadora y la tecnología. Es uno de los pilares claves del Plan Estratégico 2030, que ya está en proceso de redacción. Sin duda, son pasos necesarios que todos los políticos pregonan y que, si nada se tuerce, darán sus frutos en un futuro. Aunque no sea una política que cale en el pueblo o, ni siquiera, se traduzca en votos para el partido que gobierna. La cara desagradecida de la gestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios