Sevilla

Los jueces de lo Mercantil denuncian que su carga de trabajo es "inhumana"

  • El juez de lo Mercantil número 1, Javier Carretero, explica en una sentencia que la situación de estos órganos es de "colapso"

  • En 2013 la carga era superior en un 300% a la adecuada

El juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla, en la vista por un concurso. El juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla, en la vista por un concurso.

El juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla, en la vista por un concurso. / antonio pizarro

Comentarios 1

Una carga de trabajo "inhumana" y una situación que definen sin medias tintas como de "colapso". Así describen los magistrados el estado en que se encuentran en la actualidad los dos juzgados de lo Mercantil de Sevilla. Y lo hacen públicamente, sin ocultarlo. En una sentencia dictada el pasado 2 de febrero, el juez de lo Mercantil número 1, Javier Carretero, explica la situación en la que se encuentran estos órganos judiciales a la hora de argumentar por qué esta resolución se ha dictado fuera de los plazos legales. "Se ha de señalar, a los efectos previstos en el artículo 211.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil [que señala expresamente que la inobservancia del plazo para dictar sentencia dará lugar a corrección disciplinaria, si no obedece a una justa causa que se hará constar en la resolución], que en la tramitación de este procedimiento se han observado todas las prescripciones legales a excepción de los plazos procesales, debido al inhumano cúmulo de trabajo que pende en los juzgados de lo Mercantil de Sevilla, produciéndose una situación de colapso", precisa el magistrado en los antecedentes de hecho del fallo. Un argumento que, a buen seguro, repetirá en todas quella sentencias que dicte fuera de plazo.

El alegato del magistrado Javier Carretero añade algunos datos que justifican la alarma. Así, explica que estos juzgados están soportando una carga de trabajo "notablemente superior" a los indicadores de entrada de asuntos fijada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el máximo órgano de gobierno de los jueces.

En el año 2012, la carga de trabajo de los juzgados de lo Mercantil de Sevilla fue superior en un 274,14% en relación al módulo de entrada que el Consejo considera adecuado por cada órgano y año, mientras que en 2013 fue superior en un "300%", y en los años siguientes se alcanzaron los 3.327 asuntos (2014) y 4.952 asuntos (2015). En junio de 2016, último dato que aporta el juez en la sentencia ya se habían alcanzado los 1.200 asuntos.

No es la primera vez que los jueces de lo Mercantil denuncia la saturación de estos órganos. En abril de 2016 ya alertaron de la situación de colapso, al afrontar una carga de trabajo "extarodinaraiamente superior" a los indicadores de entrada de asuntos fijada por el CGPJ. En un escrito, los titulares de los juzgados 1 y 2 hacían referencia a la complejidad de los asuntos encomendados y a la necesidad de adaptar la estructura judicial actual a una forma de actuación en la que "prime la eficacia y la eficiencia en un servicio público como es la Administración de Justicia".

La memoria de actividades del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) del año 206 -la última publicada hasta la fecha- recogía que los dos juzgados de lo Mercantil de Sevilla tenían pendientes al inicio del año 2015 un total de 5.453 asuntos. Ese año ingresaron 4.952 casos y resolverion 2.561, con lo que la pendencia se incrementó hasta los 7.836 asuntos. En Andalucía hay 12 juzgados Mercantiles y durante 2015 todos contaron con refuerzos -con uno o dos Jueces de Adscripción Territorial-, lo que en general significaba duplicar la planta.

El TSJA reconocía en la memoria que la carga referencial de trabajo para los juzgados de lo Mercantil gira en torno a los 333-399 asuntos, por lo que esta cifra es "ampliamente superada en todos los juzgados de este tipo.

De esta forma, el Alto Tribunal andaluz abogaba por incrementar las plazas judiciales del Juzgado de lo Mercantil de Sevilla -con una plaza más-, así como en los órganos judiciales de lo Mercantil de Cádiz, Granada y Málaga.

Para tratar de paliar la situación de los juzgados de lo Mercantil, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó en febrero del año pasado la creación de "tribunales de instancia" en esta jurisdicción. La Comisión Permanente del máximo órgano de Gobierno de los jueces aprobó un plan piloto por el que se crea el Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla, una medida que había sido aprobada por unanimidad por la junta sectorial de Jueces de lo Mercantil de Sevilla y que posteriormente fue ratificada por la Sala de Gobierno del TSJA.

El plan piloto consiste en la organización en dos secciones de los cinco jueces que actualmente prestan servicio en los juzgados de lo Mercantil número 1 y número 2 de Sevilla. La sección Primera agrupa a los jueces, a la letrada de la Administración de Justicia y al personal del Juzgado de lo Mercantil número 1, así como a la letrada compartida con el número 2, mientras que la sección Segunda comprende a los jueces, la letrada de la Administración de Justicia y el personal del Juzgado número 2.

De los jueces que componen cada sección, uno es -por elección de sus compañeros para el plazo de un año- el coordinador de la misma. Uno de los dos coordinadores, además, representará al tribunal de instancia con el cargo de coordinador general, siendo elegido para un periodo de seis meses. El reparto de los asuntos se acuerda en junta de Jueces, y los de especial complejidad o que requieran una respuesta homogénea son debatidos de forma colegiada y resueltos luego de forma unipersonal. Así, al menos una vez cada dos semanas se celebra una reunión de coordinación en la que se ponen "en común los asuntos de ese tipo para luego deliberar sobre ellos y formar una opinión colegiada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios