Sevilla

"Ya he mandado los cuatro jamones"

Extracto de las transcripciones de las grabaciones que están en poder de la Fiscalía Extracto de las transcripciones de las grabaciones que están en poder de la Fiscalía

Extracto de las transcripciones de las grabaciones que están en poder de la Fiscalía / M. G. (Sevilla)

La Fiscalía de Sevilla maneja una serie de polémicas grabaciones adjuntas a la denuncia presentada sobre un posible cohecho en la Comunidad de Regantes del Viar. Las charlas prueban que la entidad está convertida en un polvorín, como se demostró en una de las últimas asambleas, como ya informó este periódico el pasado febrero. La tensión entre la cúpula de la comunidad y algunos de sus socios es máxima. En una de las charlas entre los identificados en las transcripciones como el gerente, el presidente y el vicesecretario de la citada comunidad, se reconocería el uso fraudulento de la finca Las Arenas, cedida para cultivos experimentales y no para hacer negocio. Los participantes relatan como engañar a la CHG con informes falsificados y conseguir la renovación de la cesión del terreno cada cuatro años.

En otra se detalla la compra de cuatro jamones que habrían sido utilizados para obsequiar a funcionarios de la CHG para tenerlos a su favor en la tramitación de concesiones de tierras. Y añade: “Y es un cajón, una caja preciosa. Y el jamón es... La envoltura negra con el rotulado es cien por cien bellota ibérico de la Covad denominación de origen, porque lo hay sin denominación de origen, este tiene denominación de origen, de unos siete kilos, un violín perfecto, ¿qué haces tú ahora cuando no tienes a ese tío ahí? Nada. Este tío, si mañana lo necesitamos, le decimos mira, habla con la inspección de eso y que nos eche un cable”.

Hasta se permite dar detalles de la compra de los jamones: “Este año han salido más baratito, porque aparte de eso, he usado, ostia a ver, la tarjeta de socio de Covad de mi cuñada, que además nunca lo había intentado, es un diez por ciento más barato”.

“Ese dinerito, nos lo han descontado para comprar mis cosas también, mis cañas de lomo y mis cosas también me van servir, total, que han llamado de Covad, la tienda de Covad de Pozoblanco, que ha mandado ya al primero. Le ha llegado, lógicamente, al que está más cerca, en Córdoba”.

En otra grabación se refieren preparativos de amenazas y atentados contra agricultores y otros particulares. Sobre un trabajador extranjero de una finca, uno de los interlocutores afirma: “Al hombre me lo he cargado yo también, como sabe que yo soy un ser perverso, me cargo a todos los empleados y los hundo en la salud mental”. A unos de los agricultores de naranja planean pintarle en la fachada de su vivienda las acusaciones de “pederasta” y “maricón”. “En la puerta de su casa, se lo está mereciendo”. Y a otro hacer algo similar, pero con la frase: “Cabrón, paga la naranja”.

El identificado en las transcripciones entregadas a la Fiscalía de Sevilla como gerente de la Comunidad de Regantes del Viar alude a darle “un palo en la cabeza” a un agricultor, a lo que el presidente contesta: “Matarlo”. Todo lo cual dentro de un contexto en el que los propios intervinientes hablan de “guerra sucia”. “Yo siempre tengo la opinión de que a todo cerdo le llega su San Martín. Entonces solo hay que esperar, ese día, y es cuando hay que meterle fuerte”, interviene el vicesecretario.