Salud

50 mujeres dan a luz cada año en sus casas en Sevilla

  • Matronas expertas explican que es una opción segura cuando se cumplen los requisitos.

  • El Parto es Nuestro reivindica en el Día de la Mujer la autonomía de las féminas a la hora de parir

Cristina Quirós, matrona especializada, y Carmen Rodríguez, presidenta de la Asociación Andaluza de Matronas. Cristina Quirós, matrona especializada, y Carmen Rodríguez, presidenta de la Asociación Andaluza de Matronas.

Cristina Quirós, matrona especializada, y Carmen Rodríguez, presidenta de la Asociación Andaluza de Matronas. / Juan Carlos Vázquez

Cada año en torno a 50 niños nacen en su propio hogar en Sevilla, una posibilidad viable cuando se cumplen una serie de requisitos: asistencia de una matrona experta, embarazo normal de bajo riesgo, no gemelar, sin complicaciones, posición cefálica del bebé, domicilio a menos de 30 minutos de distancia de un hospital, entre otros.

A falta de cifras oficiales a nivel provincial, en Andalucía nacieron 174 niños en sus casas y en el global nacional fueron 1.068 nacimientos en el domicilio en 2017, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La polémica sobre esta modalidad al nacer saltó hace unos meses tras el fallecimiento de un bebé en Vigo. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos recoge que todas las mujeres tienen derecho a elegir las circunstancias en las que quieren dar a luz. Cada lugar de nacimiento conlleva unos riesgos y beneficios.

Irene Anguas, tras a dar a luz a su segundo hijo, atendida por su matrona, Maite, junto a su marido y a su primer hijo. Irene Anguas, tras a dar a luz a su segundo hijo, atendida por su matrona, Maite, junto a su marido y a su primer hijo.

Irene Anguas, tras a dar a luz a su segundo hijo, atendida por su matrona, Maite, junto a su marido y a su primer hijo. / Iris Muñoz

“Un sistema que no ofrece alternativas es un sistema paternalista y que no cumple con el derecho reconocido por la Corte Europea de Derechos Humanos, que establece que toda mujer debería poder dar a luz dónde,

cómo y con quién ella desea”, asevera Cristina Quirós, vocal de la Asociación Andaluza de Matronas, al lanzar una propuesta: “Más que establecer juicios de valor sobre la decisión formada e informada que toma una mujer que decide parir en casa con una matrona, deberíamos plantearnos qué hacer para mejorar aún más nuestra práctica asistencial. Para ello debemos preguntar a las mujeres y a sus parejas qué es lo que necesitan y desean”.

Las matronas son consideradas como las profesionales más adecuadas para atender al parto en casa de bajo riesgo garantizando la máxima seguridad y la adecuada calidad asistencial, respetando siempre la autonomía de la mujer. En Sevilla, un reducido grupo de matronas se ha formado para asistir a mujeres que desean dar a luz en su propio hogar en Sevilla, con garantías, modalidad defendida por entidades científicas como la Asociación Andaluza de Matronas y la Federación de Asociación de Matronas de España.

Dos firmas privadas ofrecen en Sevilla este servicio de atención al embarazo y al parto en casa con matronas expertas, Vidar y Sacrum; y entre ambas atienden al año unos 50 partos. Otros grupos de matronas también asisten en esta modalidad.

Carmen Rodríguez, presidenta de la Asociación Andaluza de Matronas, explica que “el parto en casa tiene que ser y es una opción segura para aquella madre que así lo desee ya que esta opción promueve las buenas prácticas en la humanización en la asistencia al parto”.

La portavoz de las matronas andaluzas subraya que “los profesionales que atienden al embarazo deben estar formados para atender al parto con independencia del lugar, aunque es cierto que las matronas que asisten un parto en casa están especialmente preparadas para dicho trabajo”.

Entre otras ventajas el parto en casa favorece la instauración de las buenas prácticas en la atención al parto humanizado y respetado, entre las que se encuentran: el contacto piel con piel del recién nacido con su madre, reducción de la episiotomía, y libertad de movimiento durante la dilatación y de posición para dar a luz; y en definitiva, el respeto hacia la autonomía de la mujer.

Beatriz con su pequeño recién nacido, piel con piel. Beatriz con su pequeño recién nacido, piel con piel.

Beatriz con su pequeño recién nacido, piel con piel. / M. G.

“Desde la Asociación Andaluza de Matronas como entidad científica, arropamos y apoyamos a las matronas que asisten en casa”, añade Carmen Rodríguez, quien trabaja como matrona en el centro de salud de Alcosa.

En el momento de dar a luz, “la madre es normalmente asistida por dos matronas y, para cubrir las guardias, se debe contar con un equipo de entre tres y cuatro matronas. Si el nacimiento se produce antes de la semana 37 o después de la 42, tiene que ser en el hospital”, explica Cristina Quirós, matrona especializada en esta asistencia.

Carmen Rodríguez, en su consulta en el centro de salud Alcosa. Carmen Rodríguez, en su consulta en el centro de salud Alcosa.

Carmen Rodríguez, en su consulta en el centro de salud Alcosa. / Juan Carlos Vázquez

“El parto en casa en mujeres de bajo riesgo y atendido por matronas, según estudios de calidad, es igual de seguro que el parto hospitalario”, asevera Cristina, al incidir en las ventajas: aumenta la probabilidad de un parto fisiológico y disminuye el riesgo de una hemorragia, entre otras.

“No hay diferencia significativa en cuanto a la mortalidad materna o fetal entre el parto hospitalario y el parto en casa; y sin embargo se observa mayor morbilidad (complicaciones) en los partos atendidos en el hospital”, añade la matrona especializada.

Maite Gómez, matrona directora del Centro Vidar, atesora 30 años como comadrona y explica que la atención personalizada a los padres comienza mucho antes del parto: “Realizamos un seguimiento desde el embarazo, tanto desde el punto de vista de la historia clínica de cada caso, como desde el componente emocional (miedos, inseguridad, experiencias previas negativas)”.

Gómez incide en que muchas mujeres que prefieren esta modalidad para dar a luz han sufrido una experiencia negativa en un primer parto en el hospital. “La mujer no sólo es su útero. Como dueña de su cuerpo, y con toda la información necesaria, la mujer deber tener posibilidad de ser informada y de decidir sobre la asistencia que recibe durante el parto”, añade Maite Gómez.

Frente a las ventajas del parto en casa, “las madres son informadas de todos los pormenores. Al dar a luz en casa no van a tener en cinco minutos a un pediatra. Ante cualquier complicación durante todo el proceso realizamos el traslado al hospital. Estamos preparadas para atender emergencias”, añade Gómez.

Con motivo del Día de la Mujer,la Asociación El Parto es Nuestro, que nació con la vocación de que se logren avances en la atención al embarazo y al parto, ha secundado la huelga del 8 de marzo. Durante esta jornada esta organización de ámbito nacional ha vuelto a apoyarse en el feminismo “para trazar el camino de defensa de nuestros derechos y los de nuestros hijos e hijas en el embarazo y en el parto. Nos une a todas y nos hace más fuertes. El parto siempre será nuestro”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios