urbanismo

Las nuevas viviendas de Los Pajaritos estarán listas en otoño

  • Espadas pide que se declare esta zona como área de regeneración urbana para captar fondos.

Imagen de las obras de los nuevos edificios de Los Pajaritos, al 65% de su ejecución. Imagen de las obras de los nuevos edificios de Los Pajaritos, al 65% de su ejecución.

Imagen de las obras de los nuevos edificios de Los Pajaritos, al 65% de su ejecución. / José ángel garcía

Las obras de los nuevos bloques de viviendas públicas en la barriada de Los Pajaritos se encuentran ya al 65% de su ejecución y estarán finalizadas en otoño, según anunció este lunes el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, durante una visita a las obras, en la que estuvo acompañado por el delegado del distrito Cerro Amate, Juan Manuel Flores, y el de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, además de representantes de distintas entidades vecinales.

Esta primera fase del programa de renovación del parque municipal de vivienda de este barrio, construido en los años 50, consta de 62 pisos de dos y tres habitaciones, además de garaje subterráneo en las calles Tordo y Estornino. El proyecto cuenta con un presupuesto de 3,2 millones de euros y ya se han concluido los trabajos en la estructura, las instalaciones, los interiores de las viviendas y los cerramientos exteriores.

El plan municipal de reconstrucción de los edificios de Los Pajaritos supone el derribo de 524 viviendas públicas y su sustitución por otros de nueva construcción.

En agosto de 2014 comenzaron los primeros trabajos de derribo después de que se adjudicase la demolición de las manzanas números 8 y 9, 96 pisos en total. Sin embargo, las obras de los nuevos dos bloques no comenzaron hasta dos años después de la demolición de los antiguos edificios.En el espacio en el que antes vivían 96 familias, ahora lo harán 62, ya que las viviendas pasan de tener algo menos de 45 metros cuadrados a más de 60, a lo que se añade las nuevas certificaciones que recoge el Código Técnico de Edificación, como son las relativas a las nuevas condiciones energéticas, el empleo de nuevos materiales y equipamiento y la reordenación de los espacio públicos, según destacó el alcalde a pie de obra aprovechando que la lluvia dio una tregua. El contraste entre las nuevas y las antiguas viviendas llamaba la atención.

"Estas obras no han estado exenta de dificultades, problemas y retrasos, pero, afortunadamente, hoy podemos dar la fecha de su terminación", comentó Espadas. "Las obras van a buen ritmo y podrían entrar terminadas a finales de octubre", aseguró.

A partir de junio, Emvisesa se pondrá en contacto con las 96 familias que fueron realojadas en los edificios puentes de forma provisional, la mayoría de ellas en la avenida de Andalucía, además de Torreblanca y Nuevo Amate, para que decidan si prefieren volver al barrio y ocupar las nuevas viviendas o permanecer en las casas que ahora habitan. "Esto nos permitirá saber cuál es el volumen final de viviendas disponibles en Los Pajaritos, cuestión que se sabrá a lo largo del verano, y nos permitirá hacer una estimación de las primeras familias que ocuparán estos edificios", comentó Espadas rodeado de periodistas.

El alcalde y Antonio Muñoz, durante la visita a las obras de Los Pajaritos. El alcalde y Antonio Muñoz, durante la visita a las obras de Los Pajaritos.

El alcalde y Antonio Muñoz, durante la visita a las obras de Los Pajaritos. / José Ángel García

El Ayuntamiento, por otro lado, ha iniciado con la Junta de Andalucía los trámites necesarios para que este barrio sea declarado Área de Regeneración Urbana, lo que permitirá al Consistorio captar financiación pública del Plan Estatal de Vivienda y del Plan Autonómico. Esto acelerará el inicio de la segunda fase de las obras que consistirá en determinar qué nuevos edificios serán demolidos, el realojo de sus familias y la construcción de otros nuevos.

Estos fondos públicos irán unidos a una partida presupuestaria, según aseguró este lunes Espadas. "Les puedo garantizar que en el presupuesto municipal de 2018, el gobierno socialista incluirá una partida para viviendas en Los Pajaritos", manifestó el alcalde. "Los Pajaritos no puede ser una actuación aislada del Ayuntamiento, limitado por el marco de la normativa estatal de control del gasto presupuestario y reducción del déficit. Tenemos que encarar una actuación social aquí ante el gran volumen de viviendas, las necesidades de los vecinos y el calado de la actuación que necesita este barrio.

Emvisesa llamará en junio a las familias realojadas para saber si quieren o no volver

Espadas también comentó la intención del Ayuntamiento de poner en marcha próximamente medidas que permitan incrementar el parque público de viviendas y abrir una bolsa para conocer qué familias sevillanas tienen "más necesidades" y "mejor derecho" a ser realojadas. Su objetivo es tener un plan de vivienda municipal y tener capacidad para ofertar pisos a personas que lo necesita y así "recuperar el tiempo perdido".

"Esto es lo que pasa cuando no se toman decisiones y no se hacen las cosas. Si ahora ya tuviéramos la oferta de vivienda que necesita la ciudad, un plan municipal de viviendas, estas familias no tendrían que esperar a que se licitara un nuevo proyecto de obra. Podríamos estar desalojando, derribando y construyendo nuevos edificios", señaló Espadas a modo de crítica por la política llevada a cabo por su antecesor, Juan Ignacio Zoido.

Los primeros edificios se derribaron en agosto de 2014 pero hasta febrero de 2015 no se sacó a licitación el proyecto de construcción de los dos nuevos bloques. Entonces, Zoido anunció que las obras comenzarían en mayo. El plazo de ejecución era de 20 meses y el presupuesto de más 5,2 millones de euros, por lo que las casas deberían haber estado terminadas en enero de 2016. Sin embargo, la empresa adjudicataria no cumplió con lo acordado y los trabajos no empezaron hasta el verano de 2016 tras una nueva adjudicación, esta vez a la empresa Vías a Construcciones, por un presupuesto menor, 3,2 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios