Sevilla

Los parques de ocio infantil, sin plan de desescalada

  • Empresarios de ludotecas y parques de bolas promueven una asociación para exigir respuestas

  • No se les ha incluido en ninguna de las fases para llegar a la "nueva normalidad"

  • "Sólo pedimos que no nos dejen morir"

Varios niños juegan en las instalaciones de Play City, en Utrera, cuando el centro estaba abierto. Varios niños juegan en las instalaciones de Play City, en Utrera, cuando el centro estaba abierto.

Varios niños juegan en las instalaciones de Play City, en Utrera, cuando el centro estaba abierto. / M.G.

Mientras que, con incertidumbres y una larga lista de medidas a cumplir, distintos negocios se preparan para funcionar con la fase 2 de la desescalada, hay uno que no vislumbra ese horizonte. Es más, ni siquiera sabe si en la "nueva normalidad" tendrá un sitio.

Se trata de los centros de ocio infantil, desde ludotecas a parques de bolas, un sector que en la última década ha vivido una eclosión, pero que tenía entre sus retos el contar con una regulación específica y más clara. Ese vacío legal puede que le esté perjudicando ahora, cuando no se le ha incluido todavía en ninguna de las fases de desescalada y, por más que preguntan, nada se aclara a los empresarios.

"El no aparecer en ningún sitió como tal, también hace que no nos tengan en cuenta", reconoce Laura Moreno Ortega, vecina de Utrera y propietaria de Play City, una ludoteca, cuya temporada alta estaba precisamente en los campamentos de verano para que las familias siguieran conciliando cuando no hay colegios y la de comuniones, este año tenía 20 apalabradas, con servicios de animación, decoración y guardería durante el almuerzo.

Es una de las personas que está intentando constituir la que sería la primera asociación del sector en la comunidad autónoma, la Asociación de Centros de Ocio Infantil de Andalucía, que se une a otras iniciativas similares que han surgido en Madrid, Mallorca y Galicia. Está en trámite de inscripción. De momento, en la plataforma que han constituido por redes, hay unos 80 negocios de toda la comunidad autónoma, muchos de Sevilla, pero también de las provincias de Málaga, Cádiz, Jaén o Córdoba.

Entre los promotores de la nueva asociación está Laura Moreno, propietaria de Play City en Utrera

Tienen una cuenta de facebook con ese nombre Parques de Ocio Infantil Andalucía, a la que instan a los afectados a unirse. El objetivo es visibilizar su situación ante el Gobierno central, pedir medidas específicas y, sobre todo,  fechas de cuándo podrán abrir. Con el mismo objetivo se han dirigido también al Defensor del Pueblo Andaluz, en un escrito que sólo está pendiente ya de la validación de las firmas de las personas que lo secundan. "Estamos desesperados porque nos digan algo".

Según Moreno, ni siquiera los parques de bolas que funcionan con licencia de cafetería y zona de ocio infantil están abriendo, porque su negocio no está en las terrazas sino en el disfrute de los chicos en unas instalaciones que deben mantener clausuradas.

"Si no podemos abrir, necesitamos ayudas"

Al severo golpe que supone el cierre obligado, se unen las especiales características de este negocio. Es un sector nuevo, sin veteranos y en el que casi nadie tiene la inversión amortizada. Entre los empresarios que han contactado con la plataforma, hay una que abrió apenas una semana antes del decreto de alarma. Es una actividad que requiere de locales grandes por los que se paga un alquiler importante y de una inversión cuantiosa. Cuentan con varios empleados, que han tenido que enviar al paro o a ERTE.

Sólo en Utrera hay tres o cuatro negocios de este tipo. Son muchos más en Dos Hermanas y se cuentan por decenas en la capital. Sólo hay que multiplicar para hacerse una idea de su peso.

La dueña de Play City explica su caso: llevan funcionando tres años, en un local de 180 metros cuadrados. Es afortunada, porque el propietario se mostró dispuesto a darle facilidades con el pago estos meses. Pero aún así, la empresaria, madre de familia numerosa, necesita fechas y certezas.

En el local trabajaban seis personas, tres de ellas fijas y otras dos que contrataba por temporadas. Ella ha cobrado la ayuda a autónomos que se ha dado por primera vez, 660 euros que "no cubren los gastos del local, que no son sólo agua y luz", señala.

Pero lo peor es no tener ninguna fecha de referencia, ni siquiera aproximada, de cuándo podrán abrir. Se está planteando solicitar un préstamo ICO, pero es consciente de que por muy ventajosas que sean las condiciones hay que devolverlo después.

Laura Moreno destaca que son ellos mismos, los empresarios, los que, en esos contactos que han iniciado por redes, están hablando de medidas que podrían implantar: además del control de aforo, el desinfectar pies y manitas de forma periódica a los niños... "Pensamos que a finales de junio o julio podríamos abrir con la nueva normalidad", han caído los contagios y ya van a abrir, con aforos limitados, piscinas y playas.

"Sólo pedimos que no nos dejen morir, si no podemos abrir necesitamos ayudas", insiste el sector, que recuerda que el juego "es fundamental en los niños" y no habrá "nueva realidad sin niños jugando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios