Sevilla

La pediatra de la niña de 10 años niega que la madre "consintiera" la relación

  • La doctora ratifica que no denunció los hechos hasta que el padre de la menor le comentó que esos contactos fueron forzados

Comentarios 2

La pediatra de la niña de 10 años que mantuvo una relación de "noviazgo" con un joven de 18 años y cuyos padres han sido imputados por permitir que mantuviera relaciones sexuales aseguró ayer a la juez que investiga el caso que la madre de la menor tenía "conocimiento" pero "no consentía" esos contactos, según explicaron fuentes judiciales.

La pediatra, que testificó ante la juez de Instrucción número 15 de Sevilla, reconoció que la madre, una mujer de nacionalidad rumana, se presentó en la consulta para solicitar información sobre métodos anticonceptivos y enfermedades de transmisión sexual, pero que lo hizo como una madre que se mostraba preocupada y angustiada por esas relaciones que estaba manteniendo la menor.

La doctora añadió que la madre sabía que la niña tenía novio y ratificó que la progenitora le dijo que iba a poner fin a esa relación de noviazgo, y cuando fue preguntada sobre por qué no denunció estos hechos hasta seis meses después de esta visita de la madre -que tuvo lugar en junio de 2015-, la pediatra aseguró que no decidieron poner en conocimiento del juzgado de Guardia la denuncia hasta que coincidió con el padre de la niña y éste le dijo que iba a denunciar al "novio" porque se había acostado con su hija y esas relaciones no eran consentidas.

En el juzgado también compareció ayer la trabajadora social que fue informada por la pediatra, que coincidió en que se denunció el caso al tener conocimiento de las manifestaciones que efectuó el padre cuando habló con la doctora.

La juez mantiene imputados a los padres de la menor por haber permitido supuestamente que su hija mantuviera relaciones sexuales con su "novio" de 18 años, quien según manifestó llegó a convivir durante varios meses con la familia de la menor en una vivienda ubicada en un municipio de la Ruta de la Plata de Sevilla.

La madre denunció poco después de acudir a la pediatra que su hija había sido víctima de una agresión sexual por un joven que la abordó con un cuchillo en plena calle, hechos por los que el juzgado dedujo testimonio por denuncia falsa y simulación de delito contra la madre rumana.

El supuesto "novio" de la niña fue detenido por un delito de agresión sexual y aseguró en su declaración ante la Guardia Civil que no sabía que la niña tenía sólo diez años -para él, tenía la apariencia de una edad mucho mayor- y afirmó que, en todo caso, las relaciones sexuales fueron consentidas por ambos. Según el joven, cuando se enteró de que la niña tenía sólo 10 años, rompió la relación sentimental porque hasta ese momento, sostuvo, pensaba que tenía unos 16 o 17 años. La juez impuso al joven -que afirmó que convivió en la vivienda, invitado por la familia, durante dos o tres meses- una prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la menor y de sus padres, así como de aproximarse al domicilio familiar o al lugar de trabajo o estudio.

Los padres de la niña se acogieron a su derecho constitucional a no declarar cuando fueron citados por la juez de Instrucción 15 de Sevilla, Silvia Soto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios