Social Challenge La peligrosa moda de los retos virales

  • La Policía alerta de su expansión y aconseja mayor comunicación con los menores

Vídeo de un 'youtuber' conduciendo con los ojos tapados por el reto 'Bird Box Challenge'. Vídeo de un 'youtuber' conduciendo con los ojos tapados por el reto 'Bird Box Challenge'.

Vídeo de un 'youtuber' conduciendo con los ojos tapados por el reto 'Bird Box Challenge'.

Comentarios 3

Cuando comenzaron los retos en la red proponían acciones divertidas que, a veces, incluso buscaban difundir un mensaje social o conseguir financiación para fines solidarios: uno de los más sonado, ‘Ice Bucket Challenge’, consistía en echarse un barreño de agua helada sobre la cabeza por la lucha contra el ELA. Pero con el paso del tiempo los retos se han ido mutando como un virus poniendo -casi siempre- en peligro la integridad de sus participantes.

Rozar lo absurdo

Si acudimos a la Real Academia Española (RAE) para definir con exactitud el significado de ‘reto’ nos encontramos con lo siguiente: “Objetivo o empeño difícil de llevar a cabo, y que constituye por ello un estímulo y un desafío para quien lo afronta”. Si bien, las redes sociales se han encargado de impulsar en los últimos años una moda de realizar retos de todo tipo, muchos de los cuales conllevan un grave riesgo para las personas. Su propagación por la red ha hecho que muchos agentes sociales, empresas, expertos en Internet e instituciones se hayan puesto manos a la obra para frenar esta expansión que parece casi imparable. En este sentido, la Policía Nacional y Orange han lanzado recientemente una campaña 'Por un uso Love de la tecnología', cuyo objetivo es advertir de los riesgos que puede suponer para los más jóvenes seguir la moda de los retos virales, cuando estos les exponen a situaciones extremas.

Se aconseja supervisar el tipo de contenidos a los que acceden los hijos en Internet

Los retos virales pueden ser cómicos o inocentes como el llamado '10 Years Challenge', en el que se comparan fotos de hace años con otras de la actualidad. Sin embargo, se alerta de que en los últimos tiempos proliferan una gran cantidad de retos que rozan lo absurdo al tiempo que conllevan un riesgo para las personas. Entre otros, caben destacar: 

1.- El denominado 'In My Feelings Challenge', que incita a bajarse de un coche en marcha y bailar;

2.- 'Momo', que obliga a seguir las peligrosas indicaciones de una extraña figura recibida por WhatsApp bajo la amenaza de caer en una maldición si no se lleva a cabo.

3.- ‘Bird Box Challenge’, que consiste en salir a la calle con los ojos vendados.

4.-Balconing’, posiblemente el más conocido. Se trata de lanzarse a una piscina desde un balcón o terraza (para posteriormente subir la grabación a la red). Arriesgando la vida de una persona. Cada año se contabiliza algunas muertes a causa de este reto.

5.- ‘Juego de la asfixia’: consiste en inducirse el desmayo por medio de la asfixia intencionada. El objetivo es conseguir una sensación placentera de verdadera euforia. Muy peligroso.

6.- ‘Train surfing’: juego extremo en el que el objetivo es grabarse mientras se viaja por fuera de un tren. Sujetándose en los costados, debajo de las ruedas, en el techo…

7.- ‘Vodka en el ojo’: consiste en verter vodka dentro del ojo por la creencia de que el alcohol llega antes al torrente sanguíneo a través de las venas oculares. El objetivo es embriagarse lo más rápido posible. Esta teoría, además de ser falsa, provoca inflamación y coagulación de los vasos sanguíneos oculares. Ya que el ojo no tiene un revestimiento, como el estómago, para protegerse.

8.- ‘Knockout’: se trata de atacar a un peatón cualquiera por la calle, golpearlo y dejarlo inconsciente mientras se graba. Todo ello con el objetivo de compartirlo en redes sociales. 

Cuando comenzaron los desafíos proponían acciones divertidas o ayudar a fines solidarios

9.- ‘Reto de la canela’: Hace siete años se puso de moda tragar una cucharada de canela en polvo. La consecuencia de este reto es que el joven participante sufre colapsos pulmonares, irritaciones de garganta y problemas respiratorios. El objetivo es expulsar la canela por boca y nariz, una acción llamada ‘el aliento del dragón’. El problema es que al consumir esta especia sin ningún líquido y de manera acelerada, provoca daños en los pulmones y otros órganos.

10.- ‘Neknomination’: el fin es emborracharse con licor, realizar alguna acción peligrosa y luego retar a otra persona a hacerlo. Fue muy popular hasta que varias personas fallecieron por su causa.

11.- ‘Ice and salt Challenge’: consiste en poner sal en la piel para luego presionarlo con hielo. La combinación produce una reacción química que hace descender la temperatura del hielo provocando quemaduras de segundo y tercer grado.

12.- ‘Reto del fuego’: se trata de rociarse alcohol por el cuerpo y prenderse fuego cerca de una piscina o bañera para poder apagarlo pronto.

13.- ‘Condom Challenge’: mientras que se graba, se arroja sobre la cabeza de algún joven un preservativo lleno de agua. Al no romperse, la cara se queda atrapada dentro del condón como si fuera una pecera. Es como ponerse una bolsa de plástico y asfixiarse solo.

14.- ‘La Ballena Azul', uno de los juegos virales que más conmoción y alarma social han causado. Los administradores dan una serie de tareas a completar por los jugadores. Algunas de ellas incluyen hacerse cortes. La última misión es el suicidio.

Consejos

Se aconseja supervisar el tipo de contenidos a los que acceden los hijos en Internet, observar lo que publican en sus perfiles sociales y si tienden a imitar la conducta de otras personas; o conocer los influencers a los que siguen y si estos plantean retos o publican fotografías o vídeos de los mismos. Asimismo, es recomendable pactar con los menores unas normas de uso responsable, inteligente y respetuoso de los ordenadores, tabletas o smartphones; advertirles de los riesgos que entraña compartir datos personales con otros usuarios online; o trabajar su autoestima para que sepan gestionar la opinión de los demás son otras pautas básicas para prevenir las consecuencias negativas de ciertos comportamientos en la red, señalan desde la Policía Nacional de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios