Sevilla

Desarticulada una organización dedicada al tráfico de cocaína y heroína con 21 detenidos

  • Los líderes de la organización eran un matrimonio, que supervisaba y controlaba todo el entramado criminal

  • Contaban con seis viviendas que disponían de grandes medidas de seguridad

La puerta de una de las viviendas con las que contaba la organización. La puerta de una de las viviendas con las que contaba la organización.

La puerta de una de las viviendas con las que contaba la organización. / M.G.

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a un total de 21 personas que, presuntamente, formaban parte de una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes, en concreto cocaína y heroína.

Entre los detenidos se encuentran los presuntos líderes del entramado criminal, un matrimonio que supervisaba, controlaba y coordinaba el reparto de tareas entre sus miembro. Contaban con seis viviendas que disponían de grandes medidas de seguridad, ellas utilizadas como "puntos de venta", para la preparación de las "partidas" del estupefaciente y para repartir el dinero obtenido.

Durante los siete registros llevados a cabo por los policías se han intervenido diversas cantidades de droga, armas de fuego y dinero en efectivo.

Seis viviendas convertidas en narcopisos

La investigación se inició cuando los agentes detectaron la actividad ilegal de un grupo organizado, dedicado supuestamente a la venta al por menor de sustancias estupefacientes, en concreto cocaína y heroína, en la barriada de Los Pajaritos, por lo que se puso en marcha un dispositivo policial para identificar a los responsables de esos puntos de distribución y localizarlos geográficamente.

Las primeras pesquisas realizadas por los investigadores permitieron identificar a un matrimonio, presuntos cabecillas, y la ubicación de seis viviendas que regentaban en la barriada, las cuales disponían de grandes medidas de seguridad, para dificultar su acceso, lo que en el argot policial se llaman "narcopisos".

Así, dos de las viviendas eran utilizadas como "puntos de venta" de la droga. Otra de ellas la utilizaban para la preparación de las "partidas" del estupefaciente, mientras que tres domicilios eran usados como centro neurálgico, donde se repartían el dinero obtenido de la venta de la sustancia ilegal.

Viviendas diáfanas, sin muebles y solo con sillas, para que los "compradores" consuman la droga en su interior, evitando de esta forma ser detectados en la vía pública por la Policía que pudiera incautarles la droga tras ser adquirida. 

Una vez identificado este matrimonio, los agentes pudieron determinar que, aunque la actividad ilícita la ejercían en la barriada de Los Pajaritos, ellos habían optado por residir en la localidad de La Algaba, como medida de seguridad, para evitar así ser localizados, ya que en otras ocasiones habían sido detenidos por los mismos motivos. No obstante eran frecuentes sus desplazamientos al barrio sevillano, para supervisar y controlar todo el entramado criminal que dirigían.

La identificación de los líderes y la localización de los inmuebles, llevó a los agentes hasta el resto de la organización, 19 personas más que formaban un grupo que seguía las directrices de los "jefes".

Por un lado, se encontraban los "empleados" que vendían la cocaína y la heroína. Por otro lado, contaban con personas perfectamente distribuidas por los alrededores de los "narcopisos", los cuales alertaban de inmediato ante la posible presencia policial, así como ofrecían a los "compradores" que hasta allí se desplazaban las indicaciones necesarias para saber a qué inmueble dirigirse para poder adquirir las dosis de droga.

21 detenidos e incautación de sustancias

El operativo policial culminó con la detención de todas las personas implicadas, veintiuna en total, entre ellos el matrimonio, presunto cabecilla de la organización, así como la entrada y registro de siete domicilios, seis en la barriada de Los Pajaritos y uno en La Algaba, en los que se intervinieron paquetillos de cocaína y heroína preparados para su venta, más de 4.000 euros en efectivo, balanzas de precisión, un hacha, dos escopetas de carabina y tres machetes, entre otros efectos.

Los detenidos, quienes en su mayoría ya contaban con antecedentes policiales, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial en el marco de una investigación realizada por el Grupo 6º de la Unidad de Droga y Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía de Judicial de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios