Sevilla

Una sentencia obliga al Consistorio a pagar 35 millones a Sacyr por las 'setas'

  • El fallo contempla resolver el contrato y que el Ayuntamiento se quede con el complejo e indemnice a la empresa. El gobierno de Zoido estudia recurrir la sentencia ante el TSJA.

El Juzgado de lo Contencioso número 5 de Sevilla ha dado la razón a Sacyr, como concesionaria de las setas, y condena al Ayuntamiento de Sevilla a asumir la gestión del complejo Metropol Parasol de la Encarnación ante supuestos reiterados incumplimientos del contrato y a indemnizar con 35,1 millones de euros a la constructora Sacyr, según la noticia adelantada ayer por la Cadena Ser.

Si la condena se cumple, a los 102 millones de dinero público que, como mínimo, costaron las setas de la Encarnación se sumarán otros 35,1 millones, con lo que el coste de este complejo diseñado por el estudio de Jürgen Mayer se elevará nada menos que casi a 140 millones de euros.

En respuesta a la sentencia, el Ayuntamiento anunció horas después que estudia recurrirla a instancias judiciales superiores (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) por considerar que no cabe resolver el contrato, sino llevar a cabo un reequilibrio económico de la concesión. "La posición municipal frente a esta pretensión de Sacyr es que no concurre causa de resolución del contrato, sino de reequilibrio económico de la concesión ante las modificaciones introducidas por la Administración". Y añade que ambas partes estaban negociando los detalles de ese reequilibrio económico "y ya estaban muy próximas las posiciones de las partes para alcanzar una transacción".

El texto íntegro de la sentencia es una incógnita, ya que no fue facilitado ayer por la constructora a este periódico con el argumento de que "no es posible", lo que llama la atención teniendo en cuenta que teóricamente ha sido favorable a los intereses de la concesionaria. El Ayuntamiento mantiene también que aún no le ha sido notificado el fallo. Según fuentes judiciales, es posible que aún no se le haya notificado porque en estas fechas de Feria las notificaciones no se producen con la normalidad habitual.

La Cadena Ser aseguró que tuvo acceso a la sentencia que estima el recurso de la constructora y declara "procedente la resolución del contrato de concesión".

En la nota enviada a la prensa, el Ayuntamiento detalla los supuestos incumplimientos que han llevado a Sacyr a pedir la resolución del contrato. El primero sería el incumplimiento de la obligación esencial de entrega del edificio de oficinas de la Plaza de la Encarnación 24, lo que imposibilitó la explotación. Sobre este punto, el Consistorio dice que sólo existió "un retraso" de 31 meses y 7 días. Según el Consistorio, fue entregado a principios de enero de 2014, "lo que supuso un gran esfuerzo para el Ayuntamiento, que tuvo que trasladar su Delegación de Hacienda".

La segunda queja de la constructora es la falta de explotación del mirador conforme a lo acordado en el contrato, por la orden de la Administración (decreto de Alcaldía de 13 de mayo de 2011) de facilitar el acceso gratuito de los sevillanos al mirador y no acordar ninguna compensación.

Como tercer incumplimiento se apunta la falta de explotación del mercado conforme a lo acordado en el contrato, por las actuaciones de la Administración que impusieron una repercusión de costes menor a lo pactado. En cuarto lugar, la falta de explotación del mercado conforme a lo acordado en el contrato, por los mayores gastos de reposición como consecuencia de las modificaciones acordadas por la Administración.

En quinto lugar, los retrasos (diez meses) en el pago de certificación de obra por importe superior a 11 millones de euros. La realidad es que esa certificación, que hubo de ser rectificada, se presentó corregida en agosto 2011 y fue pagada en febrero 2012.

La última razón apunta a la "voluntad rebelde contraria a la resolución de los problemas generados por la actuación de la propia Administración y tendente a prolongar y perpetuar la situación por ausencia de resolución de reclamaciones formuladas, pronunciamientos formales sobre las facturas y demás hechos alegados".

Por todos estos incumplimientos, la constructora Sacyr reclama 35 millones desglosados en 20 millones de euros por el lucro cesante, 256.990 euros por la gratuidad de acceso de los sevillanos al mirador hasta el 31 de enero de 2012, 461.762 euros por retraso de alquileres no cobrados desde el inicio de la explotación (mayo 2011) hasta el 31 de enero de 2012; 93.125 euros por menores gastos repercutidos a los comerciantes del mercado, 597.823 euros por intereses de demora en el pago de certificación y 13,7 millones de euros por inversión no amortizada.

El edificio Metropol Parasol se diseñó para ser construido con un coste inicial de 51 millones de euros que acabaron superando los 102 millones de euros por los sobrecostes y modificados del proyecto. En 2010 el Ayuntamiento aceptó seguir adelante con la obra pese a este sobrecoste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios