Distrito Casco Antiguo de Sevilla

La asociación La Revuelta frenará que vayan pisos en el solar de Divina Pastora

  • La entidad advierte a Urbanismo que legalmente este solar debe destinarse para uso público, ya sea vivienda protegida o equipamiento público 

  • Los vecinos destacan que el barrio leva 37 años esperando un equipamiento en este lugar

Una vista del vallado que rodea al solar de casi 2400 m2 entre Divina Pastora y Arrayán, en el barrio de San Luis. Una vista del vallado que rodea al solar de casi 2400 m2 entre Divina Pastora y Arrayán, en el barrio de San Luis.

Una vista del vallado que rodea al solar de casi 2400 m2 entre Divina Pastora y Arrayán, en el barrio de San Luis. / G.M.

La asociación de vecinos La Revuelta, del Casco Norte de Sevilla, y otros colectivos y entidades de la zona han anunciado este miércoles que en las próximas semanas iniciarán acciones para frenar el “pelotazo urbanístico” que el Ayuntamiento quiere cometer al vender para uso residencial el solar entre Divina Pastora y Arrayán que lleva 37 años esperando el barrio y que debería ser un equipamiento.

"En vez del equipamiento publico allí previsto, ¡desde hace 37 años!, resulta que va a venderlo a privados para construir más pisos”, denuncia la entidad La Revuelta, del Casco Norte

La Revuelta advierte de que la Gerencia de Urbanismo ha adoptado esta decisión “a pesar de que los suelos públicos de la parcela forman parte del Patrimonio Municipal del Suelo, por lo que su destino legal ha de ser el de vivienda protegida o usos de interés público”.

Y también “a pesar de que dichos suelos públicos habrían de seguir calificados como de equipamiento educativo público, el uso que le señaló el planeamiento urbanístico desde 1983, ya que no estaban afectados por la sentencia que ordenaba devolverle a sus antiguos propietarios su parte en proindiviso de sólo una de las seis parcelas”.

“En vez del equipamiento publico allí previsto, ¡desde hace 37 años!, resulta que va a venderlo a privados para construir más pisos”, denuncia la entidad.

El vecindario pensaba que el Ayuntamiento quería comprar la parte no municipal para dar al barrio un equipamiento, como está previsto desde 1983. Critica que se compra esa parte del suelo aún en manos particulares con la intención de revender el solar, ya al completo, a algún inversor privado para la construcción de viviendas privadas.

“¡Inaudito, e indignante! Porque son ya 37 años de espera, en un barrio con muchas carencias en equipamiento, altamente poblado, y con muy poco espacio público”, lamenta la entidad, que señala que La Revuelta y la iniciativa vecinal “Pulmón Verde” llevan mucho tiempo reclamando que este suelo cumpla efectivamente con su función”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios