¿Lo sabías? Los peores nombres de coches de la historia

Sevilla

Detenido un celador de un hospital por hacer tocamientos a una paciente

  • El sospechoso abusó de una joven que estaba ingresada en salud mental, a la que tocaba durante los traslados a otra unidad

Hospital Virgen del Rocío, donde ocurrieron los hechos.

Hospital Virgen del Rocío, donde ocurrieron los hechos. / D. S.

La Policía Nacional ha detenido y puesto a disposición judicial en Sevilla a un varón de 53 años al que se le imputan los delitos de abuso sexual y acoso y hostigamiento por presuntamente aprovecharse de ser celador de un hospital para someter a una paciente de la unidad de psiquiatría a tocamientos en brazos y pechos por debajo de la ropa interior cuando era trasladada de una unidad a otra.

La rápida colaboración del hospital facilitando los datos de identificación del presunto autor, así como las grabaciones de las cámaras de video vigilancia, facilitaron su localización y detención, según resaltó ayer el Cuerpo Nacional de Policía en una nota de prensa.

La investigación se inició tan pronto los agentes tuvieron conocimiento de los hechos a través de la denuncia de la víctima en las dependencias policiales. La paciente manifestaba que había sufrido tocamientos de índole sexual por parte de un celador del hospital en el que había estado ingresada de forma voluntaria en la unidad de psiquiatría, colocándola en una situación de vulnerabilidad.

La joven, al presentar dolor en una muñeca, fue trasladada, en dos ocasiones, desde el módulo de salud mental en el que se encontraba hasta la unidad de radiología para que le hicieran una serie de pruebas para comprobar cuál era la dolencia en la muñeca. Los dos traslados los efectuó el mismo celador, que aprovecharía los traslados en ascensor para realizarle tocamientos. Esto provocó que la joven quedase en estado de shock y sin saber cómo reaccionar.

La joven solicitó la alta voluntaria en el hospital para evitar encontrarse con el celador. Después llegaría a recibir más de 140 llamadas de éste. Según la Policía, el sospechoso aprovechó que la víctima estaba ingresada en la unidad de salud mental para que no dieran credibilidad a su relato. Sin embargo, los agentes han podido constatar que en ambas ocasiones la víctima fue trasladada en silla de ruedas por el mismo celador en ascensor, circunstancia que aprovechaba al encontrarse los dos solos para realizarle los tocamientos. También la llevó, a las plantas superiores del hospital con el pretexto de enseñarle un cuarto climatizado, que se accedía a través de una llave maestra, pero que se fracturó en el interior de la cerradura, por lo que retornó a la joven a su unidad de salud mental.

Disponía de esta llave maestra porque había sido peón de mantenimiento antes de ser celador. De hecho, tendría que haberla entregado al cambiar de puesto de trabajo en el hospital, pero la conservó. Al romperse la llave, intentó obtener otra copia, pero no la consiguió. La Policía halló la llave fracturada, lo que llevó a los agentes a darle toda la credibilidad al relato de la víctima.

La rápida colaboración del hospital facilitando los datos de identificación del presunto autor, así como las grabaciones de las cámaras de videovigilancia y las diligencias policiales facilitaron su identificación, localización y detención, a principios de este mes de agosto en su domicilio.

El detenido, que carecía de antecedentes policiales, ya pasó a disposición de la autoridad judicial. El juez lo dejó en libertad provisional tras su detención, si bien le impuso una orden de alejamiento a la víctima como medida cautelar. Los hechos ocurrieron en el Hospital Virgen del Rocío. Como es habitual, la Policía ha contado con total colaboración por parte de este complejo sanitario para esclarecer este delito y poder detener al sospechoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios