Contenido ofrecido por Barceló Hotel Group

“Unas vacaciones pasan por sentirte seguro y eso no te lo proporciona cualquier hotel”

  • Tras cientos de conciertos y dos álbumes a sus espaldas, el dueto Anglada Cerezuela pone, de la mano de Barceló Hotel Group, voz, carisma y alegría a las ganas de viajar

Dueto Anglada Cerezuela.

Dueto Anglada Cerezuela. / Archivo

Viajar es un auténtico placer para los sentidos, y más aún cuando la sociedad ha vivido sin libertad durante más de un año debido a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Por ello, Barceló Hotel Group ha querido animar a las personas para que se desprendan de esos miedos tan presentes en las últimas fechas y disfruten de lugares nuevos, siempre contando con la seguridad que ofrece su cadena de hoteles. Se puede decir que viajar es un canto al alma, a disfrutar de la vida y qué mejor banda sonora que Felicità, un himno a la alegría que ha sido versionado por Anglada Cerezuela, un dueto conformado por los artistas Carolina Cerezuela y Jaime Anglada. “Viajar me hace feliz”, un lema del que hablamos con los protagonistas de la campaña estival.

Carolina Cerezuela y Jaime Anglada en el Hotel Barceló Renacimiento de Sevilla. Carolina Cerezuela y Jaime Anglada en el Hotel Barceló Renacimiento de Sevilla.

Carolina Cerezuela y Jaime Anglada en el Hotel Barceló Renacimiento de Sevilla. / José Ángel García

–El novelista Arthur Miller dijo que “nuestro destino no es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. Tras más de un año de pandemia, ¿cómo se anima a las personas a ver lo bueno de esta “nueva normalidad”?

–Me gustaría pensar que hemos aprendido algo. Hay unas medidas de seguridad que se deberían quedar siempre, medidas que nos protegen ya no sólo del Covid-19 sino de otro tipo de virus y enfermedades. Es muy importante llevarlas a cabo y más después de haber reseteado esas prioridades que antes teníamos como salir a la calle, las playas abiertas, poder tomar un vino o disfrutar de una cena con amigos... cosas de la antigua normalidad que dábamos por hechas. Creo que son cosas que no valorábamos lo suficiente y que, al fin y al cabo, nos hemos dado cuenta de que son la vida.

–Muchos conciertos a vuestras espaldas. De todos seguro que muy buenos recuerdos, pero ahora es diferente. Más que escuchar, la gente necesita sentir, volver a tener esas ganas de vivir. ¿Cómo se afronta transmitir esta responsabilidad?

–(Jaime). Al final nosotros como artistas somos muy sensibles y también lo sentimos todo. De una manera o de otra, a la hora de poder comunicar y expresar lo que hemos pasado y tenemos esa responsabilidad de poder ayudar y transmitir, porque es lo que queremos hacer con nuestras canciones, lo que buscamos es arañar un poco los sentimientos y llegar a las personas. Por pequeñita que sea la brecha que abramos, lo ideal es poder llegar a las personas y que se sientan identificadas. Durante el confinamiento, escribimos una canción titulada ‘Somos demasiados’ que habla de todo lo que hemos vivido. Al principio me quería negar a escribir sobre lo que estaba pasando y hablando todo el mundo, pero al final nos llama esa responsabilidad y ese deber como artistas de cantar y poder contar a la gente cómo estábamos y poder compartirlo. Abrimos un concierto con esta canción, pero lo cerramos con la canción de ‘Felicità’ que es por la que hoy estamos aquí. Al final lo que queremos hacer, sabiendo que hemos podido salir de todo esto poco a poco, es contagiar a la gente con este “nuevo virus” que nosotros llamamos felicidad, porque hemos venido para eso, para ser felices y la consecuencia de nuestra vida es ser todo lo felices que podamos ser.

–Hablando de ‘Felicità’, canción que todo el mundo conoce pero llevada al castellano y con remates más modernos. No se busca sólo la melodía sino despertar de nuevo esa alegría que parece perdida. ¿Cómo ha sido trabajar este himno a la alegría?

–Es una canción muy conocida y que sólo había prácticamente que traducirla. Lo que hemos querido hacer es acercarla al estilo pop más actual y que cuente con la esencia de Anclada Cerezuela. Es una canción que suena muy pop, muy actual y hemos intentando darle más fuerza, añadiendo algún que otro felicidad más. (Interviene Jaime) Es una canción que tienes que tocar poco. Al final donde está toda la fuerza de la canción y lo que transmite es la letra. Hay mucho que escuchar y que decir, y eso es lo que hemos querido trabajar.

Carolina Cerezuela durante la actuación. Carolina Cerezuela durante la actuación.

Carolina Cerezuela durante la actuación. / Juan Pedro Donaire

–El Grupo Barceló ha querido transmitir esa felicidad que desprende la canción, que la gente pierda ese miedo a viajar que se ha instaurado, pero para ello es indispensable elegir el lugar correcto en el que hospedarse, como puede ser su cadena de hoteles, ¿no?

–No es que sea importante, es fundamental. Las personas deben ir a un sitio en el que sepan que se van a cumplir los protocolos Covid-19, ir en la línea del sistema sanitario y de limpieza o aspectos como la distancia de seguridad. Evidentemente unas vacaciones pasan por sentirte seguro y creo que eso no te lo proporciona cualquier destino ni cualquier hotel. Estamos ante una combinación perfecta porque muchas veces hablamos de viajar como ir a otra parte del mundo, pero basta con ir al hotel que tienes en tu ciudad, en el que tienes una terraza maravillosa, espacios amplios para poder encontrarte con amigos y tener una comida o cena. Si a estas características le pones una banda sonora como es ‘Felicitá’ de la mano de Anglada Cerezuela en concierto pues creo que es una oportunidad maravillosa para romper con tu rutina del día a día, desconectar aunque sólo sea un día o una tarde.

–Parafraseando una de vuestras canciones, debemos secarnos las heridas. Tras meses de confinamiento las llaves de la libertad las debemos tener siempre a la vista, encender la luz de todos los caminos que se nos abran y pintarle los labios al sol, ahora que por fin nos dejan verlo y qué mejor que en Andalucía. La sociedad necesita un mensaje de optimismo...

–Esa canción la escribimos para una ONG y es perfecta para transmitir que ahora más que nunca debe potenciarse el saber que tienes a alguien al otro lado que te va a ayudar, en forma de fundación, asociación, amigo o familia. Al final, de esta pandemia y de los problemas emergentes, las soluciones las traen las personas que al fin y al cabo somos los que hacemos, con nuestra buena intención y queriendo ayudar, posible todo. Por ello, se necesita volver a creer en las personas para salir de esto y de todo lo que venga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios