Sevilla FC

Aleix Vidal se sincera: "No tenía la cabeza como debía y eso afectaba a mi rendimiento"

  • El catalán, aunque con prudencia, asegura estar contento tras jugar sus primeros minutos con el Sevilla y su primera titularidad ante el Real Madrid

Aleix Vidal dispara a puerta en un entrenamiento. Aleix Vidal dispara a puerta en un entrenamiento.

Aleix Vidal dispara a puerta en un entrenamiento. / Antonio Pizarro

Aleix Vidal ha pasado de estar descartado para el proyecto, la pasada temporada y también en la presente en un inicio, a estar ayudando puntualmente al equipo de Julen Lopetegui por las lesiones. El tarraconense jugó un rato ante el Huesca y su primer encuentro como titular ante el Real Madrid.

En una entrevista en la televisión oficial del club, el futbolista se sinceró explicando que ha pasado por momentos de desorientación que le han afectado deportivamente. 

Estoy en un momento muy feliz. Pasé una mala racha personal y ahora, aunque sea tarde, van las cosas muy bien. Estoy arrancando de nuevo en el aspecto profesional y estoy muy contento. Cuando tienes problemas no tienes la cabeza como deberías y la parte de culpa deportiva pasa por ahí. Estás falto de confianza y eso se reflejaba en el campo, sin muchos minutos, con lesiones, etc. Estar en Vitoria me vino muy bien, cogí confianza y todo se puso en su sitio”, explicó el futbolista.

De todas formas, aún no las tiene todas consigo. "No hay que precipitarse, pero es importante para uno que vuelvan a contar contigo y que te transmitan confianza. Hace unos años no hubiese funcionado por cómo estaba personalmente. No estaba bien, estaba pasando un tramo de mi vida que no era bueno y se reflejaba en los resultados deportivos. No tenía minutos, no jugaba bien, cuando jugaba me lesionaba porque no llevaba la vida que debía", continuaba Aleix Vidal en cuanto a su actual situación.
El catalán, no obstante, relata qué se encontró cuando llegó tras su cesión en el Alavés. "Llego aquí y a los dos días me comunican que no cuentan conmigo. Digo que voy a trabajar, no pongo problemas y si llega la oportunidad lo voy a demostrar. Creo que hice buenos minutos ante el Huesca y el Real Madrid. Si no los hubiera hecho seria un paquete que no vale para nada, que no tiene sitio en ningún equipo. En el futbol marca mucho lo que se hace dentro del campo”.
Por último, relató una anécdota de su época buena en el Sevilla. "El 2015 fue uno de los mejores años de mi vida. Ese año fue increíble a nivel personal, llegué incluso a la selección. El día antes de jugar contra el Dnipro se veía que iba a estar el campo regular y nunca había usado tacos mixtos, siempre usaba de goma. Cuando llegamos al estadio me tuve que poner las botas de Diogo Figueiras. Jugué la final de la UEFA Europa League con unas botas que no eran mías, porque jugando de lateral un error hubiese sido letal". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios