Sevilla FC | Mercado de fichajes

Pablo Sarabia aguarda noticias de París

  • La vuelta de Leonardo a la dirección deportiva del PSG puede enfriar el interés en el madrileño

Pablo Sarabia celebra un gol con Ben Yedder al fondo. Pablo Sarabia celebra un gol con Ben Yedder al fondo.

Pablo Sarabia celebra un gol con Ben Yedder al fondo. / Raúl Caro (Efe)

Pablo Sarabia no da señal alguna de acercamiento al Sevilla para renovar su contrato, que expira el 30 de junio de 2020. Mientras, el madrileño disfruta de sus merecidísimas vacaciones y lo demuestra con las fotos que circulan en las redes sociales. Un día en la aldea del Rocío, otro en una lujosa terraza con vistas al mar. No pocos aficionados sevillistas cuelgan sus reacciones a esas fotos, instando al jugador a que se deje de regates y estampe su firma en su nuevo contrato con el club de Nervión. Aunque también hay algún que otro hincha se dirige a él en términos muy diferentes, dadas las reticencias del interesado a prolongar su estancia en el club donde se ha catapultado definitivamente hacia el escaparate internacional.

El hecho de que Sarabia haya prescindido de su agente, Ginés Carvajal, no ha desbloqueado la situación, como algunos confiaban. Ni tampoco la vuelta de Monchi al puente de mando sevillista ha dado más fluidez al diálogo. El director deportivo ha dejado caer su pesimismo sobre el acuerdo, de hecho. Y aunque el atacante tiene la sartén por el mango, con esa cláusula de rescisión de 18 millones de euros, tan asequible al tratarse de alguien que acabó la pasada campaña con 23 tantos y 17 pases de gol, aún espera que alguien llame a la puerta del Sevilla con interés material en depositar el dinero y liberar su contrato.

Hoy, el club que parece más cerca de plasmar su interés en Pablo Sarabia es el Paris Saint Germain, nada menos. Su entrenador, el alemán Thomas Tuchel, ya puso sus ojos en el sevillista en la apertura del mercado invernal, y de nuevo ha colocado el foco en él, más tras los brillantes números con los que ha acabado la temporada.

No obstante, fuentes francesas, aun reconociendo el interés del PSG en pagar esos 18 millones de euros para liberar a Sarabia, aseguran que la vuelta de Leonardo de Araujo a la dirección deportiva del opulento club parisino, de momento, lo ha enfriado todo. Leonardo, que ya estuvo al frente del club galo desde julio de 2011 hasta abril de 2013, retorna tras su decepcionante paso por el Milan, al que no ha logrado meter en puestos de Liga de Campeones. La planificación deportiva del PSG pasa, pues, por un consenso entre el brasileño y Tuchel. Y el nombre de Pablo Sarabia estará sobre la mesa, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios