Regresa la lluvia a Sevilla

Coronavirus

Detección y control, las claves para evitar un confinamiento en septiembre

La rapidez en la detección y control de los casos es clave para que no se disparen los contagios.

La rapidez en la detección y control de los casos es clave para que no se disparen los contagios.

Los bulos, informaciones falsas que se crean y difunden con alguna intención, forman parte de la vida del ser humano desde hace siglos, pero con la llegada de las nuevas tecnologías, las redes sociales y los servicios de mensajería su presencia se ha multiplicado exponencialmente.

Prácticamente todo el mundo tiene ya un smartphone y, con él, acceso a formas de comunicación masivas que están siendo el caldo de cultivo de noticias falsas de todo tipo y para todos los gustos, muy especialmente en tiempos de crisis como los que corren ahora.

El coronavirus se ha convertido en protagonista indiscutible de la actualidad desde hace medio año y, por extensión, de miles de bulos que llevan circulando por la Red antes incluso que se decretara el estado de alarma que terminó encerrando a los españoles en casa durante más de dos meses.

Precisamente a un supuesto nuevo confinamiento en sepiembre hace referencia uno de los últimos mensajes masivos que circulan por internet, e incluso le pone fecha: el 18 de septiembre, después de una suerte de plan trazado al milímetro por el Gobierno en el que se irá produciendo un encierro progresivo, de forma inversa a la famosa desescalada que la que se escribieron tantas líneas.

El confinamiento en septiembre no está sobre la mesa

Obviamente no hay ningún plan al respecto. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ya explicó la pasada semana que se trataba de un bulo. "En ningún foro o reunión en la que haya participado se ha mencionado ni siquiera el tema", zanjó el epidemiólogo más popular del país, que, eso sí, formuló una advertencia: si se tiene que producir, se producirá, y para evitarlo solo hay un camino: detectar los casos y controlar su extensión cuanto antes.

Con más de 22 millones de casos ya en todo el mundo, el coronavirus está muy lejos de aplacarse en un verano en el que los brotes siguen creciendo, y con ellos los nuevos contagios. Más de 3.700 en un día fueron las cifras de ayer en España, con las comunidades de Madrid y Aragón a la cabeza (en Cataluña parece remitir esta ola de verano) en una semana que ha venido marcada por las nuevas restricciones o prohibiciones con respecto al ocio nocturno, el tabaco en la vía pública o los aforos en la restauración, aprobadas unánimemente por las comunidades y el Ministerio de Sanidad justamente dos semanas antes de que llegue el mes de septiembre.

Desde el CCAES se pretende que España llegue a esa fecha habiendo doblegado la nueva curva de contagios, reduciendo el número de casos antes del regreso masivo al trabajo y, especialmente, de los niños al colegio. Además de las restricciones (que Andalucía puso en marcha el lunes 17 de agosto, aunque otras comunidades, como Madrid, no lo hacen hasta hoy) el objetivo de llegar más tranquilos a septiembre vendrá determinado por "un esfuerzo muy grande de detección y control", asegura Simón, que se esta haciendo por parte de los servicios sanitarios regionales.

Con más de 500 contagios diarios, Andalucía se encuentra en una situación intermedia con respecto al resto de territorios españoles. Desde la Consejería de Salud se insiste en que la situación está bajo control, en todo o en parte gracias al trabajo de los más de 8.500 rastreadores que actualmente se encuentran siguiendo los casos, localizando y aislando a posibles contagiados lo más rápidamente posible.

El número de rastreadores seguirá aumentando porque, de momento, es la única manera de mantener a raya un virus que va a seguir con nosotros mientras no haya vacuna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios