caso Maristas Los Maristas niegan haber encubierto a Benítez y recuerdan que lo denunciaron en 2011

  • El padre de la víctima que destapó los abusos acepta rebajar la condena si reconoce los hechos para ahorrarles a los alumnos abusados tener que declarar.

Desglose de los investigados por abusos dentro de Los Maristas, entre ellos aparece Joaquim Benítez. Desglose de los investigados por abusos dentro de Los Maristas, entre ellos aparece Joaquim Benítez.

Desglose de los investigados por abusos dentro de Los Maristas, entre ellos aparece Joaquim Benítez. / G.J.

El coordinador del equipo de protección a la infancia de los Maristas, Raimon Novell, ha negado este lunes que la institución haya encubierto alguna vez casos de pederastia porque siempre que han tenido conocimiento los han denunciado, como así sucedió con el profesor Joaquín Benítez en 2011.

Ante el inicio este lunes del juicio contra el exprofesor de educación física del colegio de los Maristas de Les Corts Joaquín Benítez, para quien el fiscal pide 22 años de cárcel por abusos a cuatro menores, Novell ha dicho que los Maristas "tienen plena confianza en la justicia".

"Hay una persona acusada, que es el señor Joaquín Benítez y no es la institución Marista la que está acusada ni en tela de juicio. Igual que el señor Benítez tendrá que asumir su responsabilidad en el caso que se la pidan, nosotros sabemos cuál es nuestra responsabilidad por aquellas cosas que ocurrieron en el pasado en nuestros centros y que lamentamos profundamente", ha dicho Novell.

El coordinador ha asegurado que han hecho "una interpelación a nuestro pasado, asumimos las cosas que no han sido positivas en nuestro pasado y estamos damos una respuesta efectiva y muy firme de cara al futuro".

Sobre la posibilidad de compensar a las víctimas de abusos en sus centros escolares en el pasado, Novel ha afirmado que "para los Maristas siempre la prioridad son las víctimas, debemos tenerlas como objetivo principal en cualquier acción de ahora en adelante sobre casos del pasado o más recientes".

En este sentido, ha asegurado que los Maristas atenderán "las necesidades de cada persona para sanar el dolor de una práctica rechazable que no podemos consentir de ninguna manera".

"Cada víctima tendrá una necesidad, tenemos especialistas que podrán dar respuesta adecuada individualizada a cada persona que se dirija a nosotros", ha señalado Novell.

Un pacto olvidado

El juicio contra Benítez empezó a las 10:50 de este lunes sin que se alcanzase el acuerdo propuesto por el que el acusado debía reconocer los hechos a cambio de reducir su condena. 

El juicio ha empezado con el trámite de las cuestiones previas, en el que acusaciones han propuesto la inclusión de nueva prueba documental, y la emisión del documental Shootball sobre el caso Maristas, y la testifical de su autor, el cineasta Fèlix Colomer.

El tribunal ha admitido la prueba documental y la pericial, pero ha rechazado que se emita el documental y declare su director porque "nada aportan" declaraciones vertidas fuera del procedimiento, aunque en él el acusado pudiera admitir los hechos.

Benítez está acusado de abusar sexualmente de cuatro alumnos de 13 y 14 años en los cursos entre 2006 y 2010, en dos casos de forma reiterada, aprovechando que estaban solos en su despacho y valiéndose del "temor" que le causaba a las víctimas la posición dominante del profesor, según el escrito de acusación de la Fiscalía de Barcelona.

Se enfrenta a unas peticiones de penas que van hasta los 36 años de cárcel por cuatro delitos de abusos sexuales, según los diferentes escritos de acusación, ya que además de las acusaciones particulares están personadas la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona como acusación popular.

Este lunes declaran las cuatro víctimas a puerta cerrada, un testigo y dos mossos d'Esquadra, mientras que la declaración de Benítez como acusado se prevé para el martes, y el miércoles se realizarán las conclusiones del juicio y los informes de las acusaciones y las defensas.

El padre de una de las víctimas, Manuel Barbero, que destapó el caso Maristas, se había mostrado conforme a alcanzar un pacto para evitar que las víctimas tuvieran que comparecer y declarar en el juicio, algo que finalmente no se ha podido lograr.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios