Sociedad

Revelada una combinación de fármacos que protege de malaria a mujeres embarazadas con VIH

Médico sosteniendo el lazo rojo que simboliza el apoyo a la conciencia sobre el VIH.

Médico sosteniendo el lazo rojo que simboliza el apoyo a la conciencia sobre el VIH.

Un ensayo clínico coordinado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha comprobado que una combinación de dos fármacos es eficaz para proteger de la malaria a mujeres embarazadas que siguen un tratamiento de VIH, sin que haya problemas de incompatibilidades entre medicamentos.

Los resultados del ensayo clínico MAMAH coordinado por el ISGlobal, centro impulsado por la Fundación “la Caixa”, han sido publicados en la revista Lancet Infectious Diseases.

Las mujeres embarazadas son particularmente vulnerables a la infección por malaria, por ello la recomendación es ofrecer un tratamiento preventivo (IPTp) a base de sulfadoxina y pirimetamina (SP) a las gestantes que viven en zonas endémicas para la enfermedad.

El problema es que dichos fármacos no son compatibles con el cotrimoxazol (CTX), un antibiótico que se administra a las personas con VIH para prevenir infecciones bacterianas.

En este contexto, los investigadores han evaluado la seguridad y eficacia de otros dos fármacos antimaláricos, la dihidroartemisinina y la piperaquina (DHA-PPQ), para prevenir la malaria durante el embarazo en mujeres con VIH.

El equipo ha llevado a cabo el ensayo clínico en Gabón y Mozambique, con más de 600 mujeres embarazadas que toman el tratamiento contra el VIH.

Los resultados muestran una reducción de casi ocho veces en el riesgo de desarrollar malaria clínica durante el embarazo, así como en el riesgo de infección, que se reduce casi a la mitad al recibir la DHA-PPQ.

La DHA-PPQ fue eficaz en mujeres que tomaban diferentes tratamientos antiretrovirales para el VIH y no se observaron efectos adversos graves del tratamiento.

Según explica la coordinadora técnica del proyecto, Raquel González, “el tratamiento preventivo con DHA-PPQ mostró ser eficaz incluso en un contexto de baja transmisión de la malaria”.

Este estudio abre la posibilidad de proteger la salud de miles de madres y bebés, especialmente en el África subsahariana, donde se calcula que un millón de mujeres embarazadas sufren de una doble infección de malaria y VIH cada año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios