Medio Ambiente

Tecnología láser para prever los incendios forestales

El verano es la época del año con mayor número de incendios nacionales

El verano es la época del año con mayor número de incendios nacionales / Alberto Domínguez

La época del verano trae consigo numerosos incendios forestales debido a la actividad humana, las altas temperaturas o las sequías. Además, el calentamiento global es uno de los factores que más afecta a nuestro país, debido al clima cada vez más cálido y seco. 

Estos incendios forestales son uno de los grandes problemas al que se enfrenta la Península en esta estación del años. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en España durante el año 2020 se quemaron un total de 18.523 hectáreas.

No obstante, un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, UPM, según la información recogida por el Agencia Sinc, ha desarrollado un algoritmo con el que determinar este riesgo de incendios.

Algoritmo simple y semiautomático

Mediante el desarrollo de este nuevo mecanismo se pueden elaborar mapas de la estructura de la vegetación. Estos mapas dan información sobre los combustibles disponibles lo que permite determinar el riesgo de incendios. Además, el algoritmo permite detectar modificaciones en las zonas forestales que pueden determinar el comportamiento que tendrá el fuego en las mismas. El estudio ha sido publicado en la revista Forests y dispone de un triple objetivo.

El primero de los objetivos, por parte de los investigadores, corresponde a determinar la estructura y propiedades de los bosques así como del citado combustible forestal español.

Por otro lado, el segundo objetivo correspondía a conocer los cambios que se producen en la vegetación mediante el uso del sensor LiDAR. Este dispositivo permite saber la distancia que va desde un emisor láser hasta una superficie mediante un haz láser. Esto permite, entre otras cosas, medir la densidad de la vegetación de un lugar determinado.

En último lugar, los investigadores determinaron la relación que hay entre el riesgo de propagación de un incendio en torno a factores como la estructura y otros diversos factores ecológicos.

Así lo ha confirmado Alba García, coautora e investigadora del grupo SILVANET de la ETSI de Montes, Forestal y del Medio Natural de la UPM: «El algoritmo de clasificación de la vegetación presenta una alta fiabilidad y permite elaborar mapas detallados de la estructura de la vegetación, asociada al riesgo de propagación de un incendio forestal, en toda España, facilitando la labor a las brigadas de extinción a la hora de tomar decisiones, y abaratando las campañas de incendios».

La tecnología LiDar, clave para la prevención

La base de datos LiDar, de acceso abierto, ha sido la clave para desarrollar este algoritmo. Esto se debe a que este sensor láser es capaz de solventar problemas que pueden generar los márgenes por satélite.

El estudio también se basa en un código con reglas derivado de variables de esta base de datos, tal y como añade Alba García: «LiDAR es una alternativa adecuada para obtener datos precisos sobre estructuras vegetales y su altura y también ofrece datos útiles para diferenciar entre distintas clases de combustibles (...) Además la comparación de datos obtenidos con LiDAR en diferentes fechas proporciona conocimientos e información con una precisión adecuada de los cambios en los combustibles de las capas de la vegetación y más concretamente, de aquellas zonas en las que hay presencia de estructuras verticales con un alto nivel de combustión que pueden aumentar el peligro de incendio».

Gracias a este nuevo sistema se podrán elaborar mapas de riesgo de aquellas zonas que no cuentan con políticas públicas de prevención. Además, ayudaría a manejar los esfuerzos relativos a los combustibles en las zonas donde más se necesitan. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios