Crisis sanitaria

Fernando Simón admite que "las cosas no van bien"

Fernando Simón.

Fernando Simón. / Óscar J. Barroso, Europa Press

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado este jueves que el hecho de que se estén detectando muchos más casos de coronavirus no significa que no haya transmisión comunitaria y ha lanzado una advertencia: "Que nadie se confunda, las cosas no van bien".

En rueda de prensa para informar de los datos sobre la evolución de la pandemia, Simón ha admitido que es cierto que las características de los casos son diferentes, porque la edad media de los afectados ha bajado a los 35 años, y que no hay sobrecarga en el sistema hospitalario, pero ha insistido en que "a medida que aumente la transmisión comunitaria" subirá el número de hospitalizados.

"Que nadie se confunda, las cosas no van bien. Es momento de parar. El que detectemos mucho no quiere decir que no haya transmisión, y cada día tenemos más", ha dicho el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias en un tono tajante, fuera del habitual.

En las últimas 24 horas se han diagnosticado 3.349 positivos de coronavirus y se han añadido 7.039 casos al total de infectados.

Para que cale el mensaje, ha pedido a todos los personajes con "alguna posibilidad de influir en la población" que le ayuden a concienciar a la gente de lo que hay que hacer, "no de lo que no hay que hacer". "Saben que no tengo mucha relación con redes, pero sé lo que es un influencer: creo que hay muchos con visibilidad muy grande, que pueden ayudar a controlar la epidemia"

"No podemos dejar que los que cometen errores de interpretación de lo que supone este virus tengan más peso y más influencia que los que sí que entienden que es lo que significa de verdad", ha dicho.

Los jóvenes

A su juicio, "hay maneras de pasarlo bien sin poner en riesgo a nadie". Así, ha afirmado que hay que conseguir que las personas que trabajan con el ocio entiendan "cómo hacerlo bien" sin poner en riesgo a las personas que están y van a estar a su alrededor. "Hay maneras alternativas, seguro", ha manifestado.

En este contexto, pide a los jóvenes que no piensen únicamente que sus contactos tienen 20 años y un posible contagio no va a ser grave, y tengan en cuenta las personas que pueden entrar en contacto con ellos. No obstante, Simón defiende que "no hay que criminalizar a nadie", pero pide "dar un paso más allá".

En su intervención inicial, Simón ha puesto como ejemplo el caso de los brotes entre trabajadores temporeros. "Sigue habiendo casos entre temporeros, seguirá habiendo casos, pero se ha conseguido controlar el impacto. Se ha conseguido reducir drásticamente el número de personas asociadas a estos brotes", ha subrayado, para después destacar el "esfuerzo muy importante" realizado entre trabajadores y empresarios.

Relativiza la utilidad de las apps de rastreo de contagios

El director del CCAES ha señalado que las aplicaciones de rastreo de contagios, como Radar Covid, "pueden ayudar" a controlar la transmisión, pero ha puntualizado que "no van a ser la panacea".

"Puede detectar contactos pero no implica que se haga un seguimiento completo de los mismos. Es una herramienta que creemos que va a ayudar muchísimo y se va a implementar su uso", ha comentado Simón tras anunciarse que ya está activa en fase de pruebas en cuatro comunidades autónomas, entre ellas Andalucía.

"Los países que ya han implementado estas herramientas, en algunos siguen funcionando, no aportando demasiado, y en otros casos se ha frenado", ha advertido sobre la efectividad real de estas apps.

Defensa de la vuelta a las clases

Por otra parte, Fernando Simón ha defendido con rotundidad la vuelta a las aulas: "No podemos tener a nuestros niños sin estudiar, no podemos hipotecar la competitividad de nuestras promociones de niños", ha dicho, y ha añadido que hay que aprender a convivir de la manera más segura posible con el virus y que se tiene que hacer un esfuerzo por abrir los centros escolares.

Simón ha defendido el inicio del curso escolar porque es "muy fácil" proponer la educación online para los que tienen recursos pero no para los que no los tienen. Así, ha enfatizado que no es la misma situación la de un niño con su habitación propia y su conexión a internet, que otro que tiene que compartir habitación con hermanos o padres, no tiene ordenador y tampoco wifi.

Por eso, ha defendido que hay que hacer un esfuerzo para que la educación presencial sea una realidad como mínimo para estos menores que no tienen recursos. "No consiste en tener un grupo bien formado, sino una generación completa bien formada", ha afirmado Simón, que ha reiterado que no se puede permitir tener dos promociones de niños que no tengan una educación con la misma calidad que otras.

Para Simón, hay margen de actuación en todos los ámbitos: en los colegios para que apliquen las propuestas de cara a reducir riesgos y en las comunidades autónomas para que los apoyen y aporten recursos. A nivel central, ha subrayado el epidemiólogo, también hay margen para que los ministerios de Sanidad y Educación refinen procedimientos, redacten guías y protocolos antes las situaciones que se puedan plantear.

"No está todo implementado, aún hay semanas de margen pero hay que hacerlo y bien", ha dicho Simón, que ha explicado que la reunión interministerial del próximo 27 de agosto de Educación y Sanidad con las comunidades autónomas es de recapitulación, con la que se cierra un ciclo de varios meses de trabajo, en la que se propondrán cosas "coordinadas" y "contundentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios