Sociedad

Qué es una sindemia y por qué el coronavirus podría ser una

Coronavirus, una enfermedad llena de condicionantes sociales. Coronavirus, una enfermedad llena de condicionantes sociales.

Coronavirus, una enfermedad llena de condicionantes sociales.

El concepto de sindemia surgió en los años 90 y lo dio a conocer el estadounidense Merrill Singer para explicar que "dos o más enfermedades interactúan de forma tal que causan un daño mayor que la mera suma de estas dos enfermedades cuando actúan por separado y, todo ello, sumado a condicionantes ambientales y sociales".

El concepto surgió para explicar la mortalidad en lugares marginales de Estados Unidos donde al consumo de drogas se le sumaban enfermedades como las de transmisión sexual o la tuberculosis. Y todo ello en un contexto social de pobreza. 

Los investigadores llegaron a la conclusión de que ese cóctel de causas actuando de forma conjunta tenían un efecto mucho más devastador que la suma de todas ellas por sí solas.

Por qué el coronavirus puede considerarse una sindemia

Singer, el autor del término, señala en una entrevista a la BBC que la enorme mortalidad del coronavirus se debe también a un conjunto de causas que actúa unidas. En el caso del covid-19, "vemos cómo interactúa con una variedad de condiciones preexistentes (diabetes, cáncer, problemas cardíacos y muchos otros factores), y vemos un índice desproporcionado de resultados adversos en comunidades empobrecidas, de bajos ingresos y minorías étnicas", explica Singer.

El autor señala que existen otras enfermedades que no se suman entre sí, pero que en el caso del coronavirus, todas van sumando para hacerse más graves. Por ello, según el médico y antropólogo habría que mirar el problema desde una perspectiva más amplia que la que muestra la epidemiología clásica.

Es decir, Singer señala que para frenar el avance y el impacto del coronavirus es fundamental evaluar las condiciones sociales que hacen que ciertos grupos sean más vulnerables a la enfermedad.

"Si realmente queremos acabar con esta pandemia -indica Singer-, cuyos efectos han sido devastadores en la gente, en la salud, en la economía, o con futuras pandemias de enfermedades infecciosas (hemos visto venir una detrás detrás de otra con cada vez mayor frecuencia: sida, ébola, SARS, zika y ahora covid-19), la lección es que tenemos que abordar las condiciones subyacentes que hacen posible una sindemia".

A esta idea se suma también el polémico editor de The Lancet, Richard Horton, para el que "no importa cuán efectivo sea un tratamiento o cuán protectora una vacuna, ya que si nos empeñamos en la búsqueda de una solución para el covid-19 puramente biomédica, será un fracaso".

Por su parte,  Tiff-Annie Kenny, investigadora de la Universidad Laval, en Canadá, parte de la misma base pero pone el énfasis en los condicionantes sociales al afirmar que enfermedades como la diabetes o la obesidad —que son factores de riesgo para el covid-19— son más comunes en individuos de bajos recursos por lo que mejorar la calidad de vida de todos los estamentos provocaría una menor gravedad de los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios