Sociedad

Dos detenidos por estafar más de 30.000 euros en aplicaciones de compraventa

  • Los supuestos timadores simulaban querer comprar productos cannábicos que acababan sustrayendo y desaparecían sin pagar.

  • La hipótesis manejada es que pretendían instalar un cultivo de marihuana.

Imagen de archivo de aplicaciones online. Imagen de archivo de aplicaciones online.

Imagen de archivo de aplicaciones online. / EFE

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos vecinos de Mataró, de 22 y 34 años, por haber estafado más de 30.000 euros a quince usuarios de aplicaciones de compraventa, a quienes engañaban simulando querer comprar productos para sustraerles la mercancía y desaparecer sin pagar.

De acuerdo con la policía catalana, los dos sospechosos -uno de los cuales acumula más de 30 antecedentes- buscaban a potenciales víctimas a través de aplicaciones y páginas web de compraventa y les solicitaban productos relacionados con el cultivo de marihuana.

Una vez acordada la venta, los estafadores proporcionaban a sus víctimas la dirección de un local para realizar la entrega, lugar en el cual eran recibidos por un hombre con ropa de trabajo que manifestaba ser trabajador de la compañía compradora.

Tras descargar la mercancía, el falso trabajador acompañaba a los vendedores hasta la supuesta sede de la empresa para efectuarles el pago y, allí, los hacia esperar en una puerta.

Sin embargo, los locales a los que se desplazaban tenían dos salidas, de modo que el estafador se marchaba sin que se dieran cuenta las víctimas, quienes sólo se percataban de la estafa después de varios minutos sin que apareciera nadie para pagarles.

Los dos sospechosos fueron detenidos el pasado jueves in fraganti cuando estaban a punto de estafar 14.673 euros y fueron puestos en libertad con cargos por orden del juzgado en funciones de guardia de Mataró.

Con este modus operandi, los dos detenidos llegaron a engañar a quince personas, a quienes sustrajeron mercancía por un importe total de 31.294 euros tanto en Cataluña como en Valencia.

Como en su mayoría se trataba de productos cannábicos, los Mossos trabajan con la hipótesis de que la finalidad de los estafadores fuera instalar un cultivo extensivo de marihuana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios