Crisis por el coronavirus

Los fumadores tienen niveles más altos de una enzima que usa el coronavirus para entrar al pulmón

Un hombre fuma un cigarrillo con la mascarilla echada hacia abajo Un hombre fuma un cigarrillo con la mascarilla echada hacia abajo

Un hombre fuma un cigarrillo con la mascarilla echada hacia abajo

Las personas fumadoras o con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) pueden tener niveles más altos de una molécula, llamada enzima convertidora de angiotensina II (ACE-2), en sus pulmones según un estudio publicado en el European Respiratory Journal. Esta molécula, que se encuentra en la superficie de las células pulmonares, es el "punto de entrada" que permite que el coronavirus entre en las células de los pulmones y cause una infección.

El nuevo estudio también muestra que los niveles de ACE-2 en ex fumadores son más bajos que en los fumadores actuales. Según la doctora Janice Leung, de la Universidad de Columbia Británica y el Hospital St. Paul's, de Vancouver (Canadá) explica que "datos procedentes de China sugirieron que los pacientes con EPOC tenían un mayor riesgo de tener peores resultados de COVID-19. Presumimos que esto podría deberse a que los niveles de ACE-2 en sus vías respiratorias podrían aumentar en comparación con las personas sin EPOC, que posiblemente podría facilitar que el virus infecte las vías respiratorias".

El equipo estudió muestras tomadas de los pulmones de 21 pacientes con EPOC y 21 personas que no tenían EPOC. Probaron las muestras para medir el nivel de ACE-2 y compararon esto con otros factores, como si fueran de personas que nunca fumaron, eran fumadores actuales o ex fumadores. No solo encontraron niveles más altos de ACE-2 en pacientes con EPOC, sino que también encontraron niveles más altos en personas que eran fumadores.

A continuación, los investigadores compararon sus nuevos hallazgos con dos grupos de estudio existentes, que juntos contienen datos de otras 249 personas: algunos no fumadores, algunos fumadores actuales y algunos exfumadores. Nuevamente, encontraron que los niveles de ACE-2 eran más altos en los fumadores actuales pero más bajos en los no fumadores y en aquellos que eran ex fumadores.

La doctora Leung destaca que descubrieron que los pacientes con EPOC y las personas que todavía fuman tienen niveles más altos de ACE-2 en sus vías respiratorias, "lo que podría aumentar su riesgo de desarrollar infecciones graves por COVID-19. Los pacientes con EPOC deberían recibir asesoramiento -alerta- y acatar estrictamente el distanciamiento social y la higiene adecuada de las manos para prevenir infecciones".

"También descubrimos que los ex fumadores tenían niveles similares de ACE-2 que las personas que nunca habían fumado. Esto sugiere que nunca ha habido un mejor momento para dejar de fumar para protegerse del COVID-19", sugiere.

Por su parte, el profesor Tobias Welte, experto en infecciones de la Sociedad Respiratoria Europea y coordinador del grupo de trabajo nacional alemán COVID-19 no participante en el estudio reconoce que en él "se ofrece una idea interesante de por qué algunas personas pueden estar en riesgo de presentar síntomas de COVID-19 más graves que otras -admite-. Lo que no nos dice es si es posible manipular los niveles de ACE-2 para mejorar la supervivencia en pacientes infectados con COVID-19 o si esto haría una diferencia en los pacientes con EPOC que contraen la infección".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios