Tribunales

Tres meses de cárcel y multa de 100 euros por insultar a una pareja al grito de "lesbianas de mierda" en Madrid

  • Las víctimas narraron en el juicio el violento episodio vivido el 6 de octubre de 2017 junto a su hija en un supermercado cuando el acusado, un vecino de ellas, les profirió insultos por su condición sexual

Una bandera arcoiris ondeando

Una bandera arcoiris ondeando

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a tres meses de cárcel y a una multa de 100 euros a un acusado por insultos y amenazas a una pareja por su condición sexual delante de su hija. Así consta en una sentencia, en la que la Sala condena a Ismael A.R. por un delito contra los derechos fundamentales, con la atenuante de dilaciones indebidas y amenazas leves.

Los magistrados le absuelven además de un delito de amenazas graves al considerar que dicho tipo penal o está acreditado conforme al testimonio ofrecido por las víctimas. En el juicio, el fiscal solicitó una condena de dos años de cárcel, mientras que las víctimas no ejercieron acusación.

Las víctimas narraron en el juicio el violento episodio vivido el 6 de octubre de 2017 junto a su hija en un supermercado cuando el acusado, un vecino al que conocían solo de saludar en el rellano, les profirió insultos por su condición sexual, incluyendo amenazas.

En las conclusiones finales, la fiscal consideró que este tipo de conductas no pueden quedar impunes y están amparadas en el artículo 510 del Código Penal, que regula los delitos de odio. La defensa ha solicitado la libre absolución.

En su declaración, el joven reconoció los insultos pero no las amenazas. Narró que eran vecinos y que el incidente se produjo a raíz de que las mujeres le llamaran la atención después de que escupiera antes de entrar en un supermercado. Según su relato, la hija de las afectadas se le cruzó y una de las mujeres la apartó llamándole supuestamente "asqueroso".

Una de las chicas explicó en su turno de preguntas que nada más entrar en el supermercado, el acusado les escupió a los pies "de sopetón" sin venir a cuento. En un momento, su hija se despistó y una de ellas comentó a la niña que no se acercara al hombre.

"Empezó a gritarnos y a decir barbaridades y obscenidades delante de la niña. Nos sentimos denigradas y atemorizadas por este señor", afirmó una de las afectadas.

Contra su integridad

La fiscal afirmaba en su escrito que el acusado profirió amenazas e insultos en el interior de una tienda, como "lesbiana de mierda", hacia una mujer que residía en su mismo inmueble y delante de su hija de dos años de edad.

Según el relato, el 6 de octubre de 2017 I. A. R. entró en un establecimiento comercial de Madrid donde coincidió con A. A. V. y S. P. S. J. que se encontraban en ese momento en dicho local comprando junto a su hija menor de 2 años y a quienes conocía por vivir en el mismo inmueble, "constándole que aquellas eran pareja sentimental".

El acusado, "con ánimo evidente de menospreciar, humillar y atentar a la dignidad de las mismas", se dirigió a A. A. V. y le espetó: "hija de puta, déjate de cambiar el corte de pelo que ya sabemos todos lo que eres, que sí, que eres una hija de puta, lesbiana de mierda y sal fuera que te vas a enterar".

La actitud adoptada por el acusado motivó que fuera invitado a abandonar el establecimiento; si bien, antes de irse se dirigió a los dos mujeres y les dijo: "Sé dónde vivís, os espero a la salida para que os enteréis, sino ya os pillaré en el portal, os vais a cagar, soy más macho que cualquiera". Ello motivó que llamaran a la Policía "al sentirse atemorizadas por la naturaleza de las expresiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios