Los oftalmólogos desaconsejan la intervención para cambiar el color de ojos: "Provoca graves descompensaciones corneales"

La Sociedad Española de Oftalmología pone de manifiesto que esta práctica tan de moda "no se puede considerar una técnica segura exclusivamente con fines estéticos".

Los oftalmólogos mantienen que "no hay evidencia científica que avale la seguridad total".

Queratopigmentación: la peligrosa operación de moda en TikTok para cambiar el color de los ojos

Los oftalmólogos desaconsejan la intervención para cambiar el color de ojos: "Provoca graves descompensaciones corneales"
Los oftalmólogos desaconsejan la intervención para cambiar el color de ojos: "Provoca graves descompensaciones corneales"

Los oftalmólogos han lanzado una advertencia clara: la intervención para cambiar el color de ojos, una práctica muy extendida entre influencers y personajes públicos, cuenta con riesgos y puede provocar "graves descompensaciones corneales" que pueden desencadenar incluso un trasplante de córnea.

Así lo asevera la Sociedad Española de Oftalmología (SEO) en un informe donde se indican los principales inconvenientes a la hora de realizar esta modificación en el color de los ojos.

La técnica incluye pasar por quirófano, y se llama queratopigmentación anular asistida por láser de femtosegundo (FLAAK), y en la misma se introduce un pigmento en la córnea a la que previamente se le practica un bolsillo con un láser para conseguir la tonalidad deseada por el paciente.

Se trata de una intervención que se ve habitualmente en las redes sociales y que llevan a cabo numerosos influencers e incluso se ha realizado recientemente en un congreso internacional monográfico celebrado en Alicante.

De este modo, la Sociedad Española de Oftamología ha advertido a los ciudadanos que ya han realizado esta técnica que podría sufrir graves descompensaciones corneales que han llevado a la pérdida irreversible de su transparencia, llevando a los pacientes a un trasplante de córnea.

"No hay suficiente evidencia científica que avale la seguridad"

Según estos datos de la sociedad médica, lo sucedido demuestra que "no se puede considerar una técnica segura exclusivamente con fines estéticos", señalan los oftalmólogos.

A ello hay que sumar la pérdida periférica de campo visual, así como las dificultades añadidas para poder efectuar una exploración completa del fondo de ojo, de la cámara anterior o del ángulo camerular.

Por otra parte, ante una futura cirugía de catarata, de retina o cualquier intervención intraocular, la visualización de las estructuras oculares por parte del cirujano se verá comprometida "notoriamente", aumentado de forma considerable los riesgos de la intervención y la posibilidad de complicaciones intraoperatorias que eventualmente pudieran ensombrecer el pronóstico de la cirugía.

Además, la SEO señala que no hay suficiente evidencia científica que avale la seguridad y eficacia de esta intervención, "que tampoco ofrece resultados estéticamente naturales, al carecer el color tintado de la suficiente profundidad dentro del ojo, con lo que la sensación es similar a la que provocan las lentes de contacto de colores.

Otra indicación distinta, en este caso "aceptable" para la SEO, sería la pigmentación más limitada y reducida de la córnea con fines terapéuticos, por ejemplo, ante pequeños defectos iridianos periféricos que provocan visión doble o fotofobia, o incluso por motivos estéticos en córneas opacas de ojos amauróticos.

En resumen, la intervención para cambiar el color de ojos mediante la introducción de pigmento en la córnea podría resultar peligrosa y tener consecuencias irreversibles para la visión, por lo que la SEO no recomienda su uso.

stats