Sociedad

El periódico vaticano asegura que los cardenales usan a las monjas como esclavas

Comentarios 2

Muchas monjas que hacen trabajo doméstico u otros menesteres para cardenales, obispos y párrocos locales trabajan en condiciones similares a la esclavitud, aseguraba ayer el periódico vaticano L'Osservatore Romano.

La noticia se conoce en medio del movimiento #MeeToo, que comenzó en Hollywood y se transformó en un fenómeno global en contra del acoso a las mujeres.

Algunas monjas se levantan de madrugada a preparar el desayuno para los clérigos y sólo se van a dormir "una vez que han servido la cena, ordenado la casa, limpiado y planchado la ropa", dijo el diario en base al testimonio de una religiosa. "En este tipo de servicio, las monjas no tienen horas de trabajo fijas o reguladas, a diferencia de las (empleadas) seculares, y su pago es arbitrario, frecuentemente muy modesto", agregó. "Esto enciende un fuerte sentido de rebelión interna en algunas de ellas".

Otra monja dijo que las habilidades y aspiraciones de las religiosas son ignoradas frecuentemente. "He conocido a monjas con un doctorado en Teología que fueron mandadas a la cocina o a hacer el lavado", agregó.

"Detrás de todo esto, desafortunadamente todavía existe la idea de que las mujeres valen menos que los hombres, y especialmente que un cura vale todo mientras que una mujer vale nada para la Iglesia", agregó.

Francisco prometió dar más espacio a las mujeres en la Iglesia católica y pidió a un comité estudiar el papel de las sacerdotisas asistentes o diáconas en la cristiandad antigua. Sin embargo, cerró la puerta a las sacerdotisas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios