Sociedad

Otro tren lleva el luto a Galicia

  • Cuatro muertos y 48 heridos al descarrilar por causas desconocidas y chocar contra un poste eléctrico un convoy que hacía la ruta Vigo-Oporto

Galicia se ha visto sacudida de nuevo por la tragedia al registrarse ayer un accidente ferroviario en la localidad pontevedresa de O Porriño, perteneciente al área metropolitana de Vigo, en el que perdieron la vida cuatro personas y cerca de medio centenar resultaron heridas.

Este luctuoso siniestro en las vías evoca, inevitablemente, la tragedia en el barrio compostelano de Angrois del 24 de julio del año 2013, cuando descarriló un tren de alta velocidad que cubría la ruta Madrid-Ferrol, dejando 80 víctimas mortales y 140 heridos.

De nuevo, los gritos y el llanto se mezclaron ayer con los sonidos de los equipos de emergencia, entre el apoyo incondicional de los vecinos de la zona, que, como en el siniestro de aquel Alvia, ayudaron al operativo profesional movilizado.

Entre los fallecidos ayer figuran el maquinista del tren, de nacionalidad portuguesa, y el interventor, que era español, un pasajero estadounidense y un joven trabajador en prácticas, de 23 años y nacionalidad española, hijo de un interventor de Renfe.

Los hospitales de Vigo atendieron a un total de 48 heridos, según fuentes de la Consellería de Sanidad, de los cuales 13 continuaban anoche ingresados y otro permanecía en el servicio de urgencias.

Por el momento se desconocen las causas que han provocado que este tren modelo 420, que cubría la línea Vigo-Oporto (conocido como Tren Celta), con salida a las 9.02 de la ciudad gallega, descarrilase en torno a las 9.25 horas a la altura de O Porriño, en un tramo recto, y con 65 personas a bordo.

Adif, encargada de la gestión ferroviaria, ha abierto una investigación. Además, el juzgado de instrucción número dos de O Porriño, en funciones de guardia, ha asumido la causa.

La información que se maneja es que, tras el descarrilamiento, el tren impactó contra varias torres de catenaria y finalmente chocó contra un poste eléctrico, lo que provocó que uno de los vagones volcase por completo y dos quedasen semivolcados.

Los bomberos procedieron anoche al despiezado de la cabina del tren. Fuentes del dispositivo desplegado en la zona indicaron a Efe que contaban con una radial y que para los izados había dispuestas dos grúas de grandes dimensiones.

Otro tren, que circulaba por una zona de vía estrecha del municipio coruñés de Narón registró ayer un incendio y sus pasajeros fueron desalojados como medida preventiva.

El fuego fue detectado hacia las 13:00, en el kilómetro 2,6 de la línea ferroviaria a la altura de la calle Virxe Covadonga, entre el apeadero de Virxe do Mar y el de Santa Cecilia y circulaba en dirección a Ferrol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios