Calor

Últimas horas de la primera ola de calor del año que deja temperaturas récord

  • En general las temperaturas inician una bajada, que será notable en la mitad norte, área mediterránea peninsular y Baleares.

Un coche pasa junto a un termómetro que marca 50 grados en Murcia

Un coche pasa junto a un termómetro que marca 50 grados en Murcia / Efe

La primera ola de calor de 2021 y del verano, "una de las más intensas de las vividas" en España, según la Agencia Estatal de Meteorología, acaba este lunes en la península y el próximo miércoles en Canarias y deja récords de temperaturas, como los 47,4 grados del sábado pasado en Montoro (Córdoba).

Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, ha explicado que en la jornada de hoy se inicia un descenso de los termómetros, salvo en el extremo sur de Andalucía, donde rondarán los 42 o 44 grados en el valle del Guadalquivir y la provincia de Málaga, y en Canarias, que tiene activada la alerta roja (riesgo extremo) en la isla de Gran Canaria, mientras que en otras ocho comunidades españolas hay avisos amarillo y naranja por calor.

En general las temperaturas inician una bajada, que será notable en la mitad norte, área mediterránea peninsular y Baleares.

Y todo esto se produce después de seis días de la primera ola de calor del año y del verano que, de acuerdo con la Aemet, no es la más larga en el tiempo de las que se han vivido en España, pero deja "registros históricos en récords de temperatura", tanto en términos "de máximas absolutas como de mínimas más altas".

Entre los registros más significativos de este episodio de altas temperaturas destacan los 46,2 grados de Córdoba el sábado 14, "el valor mas alto medido hasta ahora en las estaciones de la red principal de la Aemet", o los 47,4 grados de máxima en Montoro, el registro "confiable más alto en España" y de la red moderna de estaciones automáticas de la Agencia Estatal de Meteorología.

Durante esta ola de calor se han igualado o batido récords de temperaturas máximas en Albacete, Ávila, Cuenca, Segovia, Soria, Teruel, Toledo, Granada, Madrid (Barajas, Cuatro Vientos, Retiro, Getafe o Torrejón), Pamplona y Murcia.

En cuanto a las mínimas, también se han igualado o batido récords en Jaén, donde el viernes 13 no bajaron de los 30,2 grados, así como en las estaciones de Getafe y Retiro, en la Comunidad de Madrid, y en la de Albacete.

El climatólogo de la Aemet César Rodríguez Ballesteros ha asegurado que, mediante técnicas geoestadísticas, "se podría certificar que los pasados días 14 y 13 de agosto, dentro de esta ola de calor, han sido respectivamente el segundo y tercero más cálidos registrados en el conjunto de España desde 1941".

En la jornada de mañana, martes, seguirán bajando las temperaturas, sobre todo en el sur, y no se alcanzarán los 40 grados prácticamente en ningún punto del país.

Incluso, de madrugada las mínimas podrían ser inferiores a 10 grados en la mitad norte, mientras en Andalucía y Extremadura habrá noches tropicales, es decir, no se bajará de 20 grados.

En los próximos días las precipitaciones serán escasas, a excepción de alguna lluvia débil en el Cantábrico y alguna tormenta ocasional en regiones Mediterráneo, y soplará viento fuerte o muy fuerte en la mitad norte y Baleares que aliviará la sensación de calor.

En Canarias es posible que la ola de calor se extienda hasta el próximo miércoles y se esperan entre 40 y 41 grados de máxima en el este, sur y oeste de Gran Canaria y también los valores mínimos nocturnos serán muy cálidos, por encima de 25 grados con rachas fuertes de viento y calima (polvo en suspensión) que reduce la visibilidad.

Las altas temperaturas que se esperan aún en algunos puntos de España los próximos días han hecho que la Dirección General de Protección Civil recomiende no bajar la guardia y extremar la precaución ante el resigo de incendios, después de unos días en que la ola de calor ha secado aún más la vegetación.

Las previsiones de la Aemet apuntan a que a partir del miércoles 18 los termómetros comenzarán a subir de nuevo, sobre todo en la mitad norte peninsular y que en general las temperaturas serán más propias de esta época, mientras que el jueves y el viernes serán algo más altas en las mitades norte y este, entre 3 y 5 grados superiores, pero sin alcanzar los valores de la ola de calor.

Esa tendencia de temperaturas en ascenso podría continuar durante el fin de semana con algún chubasco o tormenta débil y aislada por el Cantábrico y Pirineos, según la Aemet, y en general con un ambiente más cálido y más propio de la segunda quincena de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios