Entrevista

Borja Fano: “La vida ha erosionado a Oriol, tiene heridas”

El actor Borja Fano El actor Borja Fano

El actor Borja Fano / Moi Fernández

–Nadie podría imaginarse que en la serie un adulto hiciera de nieto de Antonio y Merche Alcántara.

–Era imprevisible. Me ha tocado una serie de este calado y lo veo como otra etapa. El reto contigo mismo es constante, nunca acaba y por otro lado eso es lo bonito,que surjan oportunidades imprevistas, lo que te hace sentirte vivo. Una experiencia como ésta espero que me ayude a seguir aprendiendo. Lo más importante es aportar mi grano de arena a la serie, sumar al conjunto de una serie tan importante. Lo hago a través del personaje, aportándole mi personalidad.

–Ya hemos visto varios capítulos pero ¿cómo es Oriol, el hijo de Inés, de mayor?

–Me hizo mucha ilusión porque conocía al personaje de seguir la serie durante años. El público también lo conoce, como niño, por supuesto. Eso para mí ha sido una motivación extra ya que estás interpretando a un personaje del que todo el mundo tiene una idea. Oriol ha crecido y la vida le ha erosionado, tiene heridas emocionales que debe sanar.

–Es duro hacerse adulto incluso para un personaje.

–Sí, se ha hecho policía, posiblemente porque necesitaba agarrarse a algo que le diera un cierto orden a su vida. No debemos olvidar que la vida de Inés, su madre, ha sufrido diversos vaivenes a lo largo de Cuéntame y ese desorden ha marcado su carácter. También es muy importante en su vida su tía María, con la que siempre ha tenido una complicidad especial. Oriol, aunque es una persona asentada profesionalmente, no lo es emocionalmente, debe resolver varios conflictos en su vida.

"El equipo de 'Cuéntame' es un gran conjunto de gente muy amable que me han recibido desde el primer día como a uno más"

–¿Cómo afecta a Oriol la pandemia que azota a la familia?

–La verdad es que lo que le ocurre a este personaje es un poco lo que nos ha pasado a mucha gente de mi generación, ahora que la vida está cambiando llegas a una edad en donde todo debería ya estar medio resuelto pero en cambio no es así, aún tienes muchos frentes abiertos y cuando menos te lo esperas aparece un virus que nos ha trastocado a todos en mayor o menor medida. De cada personaje que me toca interpretar intento comprender sus motivaciones. De algunos extraes cosas buenas, de otros no tan buenas. En el caso de Oriol me quedaría con que es alguien honesto, con empatía hacia los demás y especial sensibilidad.

–¿Cómo ha sido su experiencia en una serie tan veterana?

–Aparte de la ilusión, que es obvia, te entra vértigo al entrar en el equipo. Una vez que comienzas a rodar tengo que decir que todo ha sido muy sencillo. Es un gran conjunto de gente muy amable que me han recibido desde el primer día como a uno más, me he sentido muy a gusto.

–¿Qué destacaría?

–De los actores, que son un pedazo de la historia de la televisión de este país, me quedo con su normalidad, su trato. Para alguien que llega nuevo a un lugar es muy importante. Y es un placer verlos trabajar de cerca porque tienen muchos años de experiencia, una dinámica de trabajo ya muy establecida y eso potencia el aprendizaje.

–Usted es actor, director y autor… ¿Qué le falta por hacer?

–Siempre hay papeles que deseo interpretar y acaban surgiendo historias en mi cabeza porque necesito escribir y mucho de lo que escribo pues al final también lo quiero dirigir. Muchas de mis motivaciones a la hora de embarcarme en un proyecto artístico vienen del exterior, de un mundo que muchas veces me cuesta entender y asumir, por eso siento la necesidad de contar historias como sea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios