Serie de Mediaset

Hiba Abouk: "Mi maternidad me ha servido para mentalizarme como Raquel"

  • La conocida intérprete se incorpora a la tercera temporada de 'Madres: Amor y vida’, en Amazon Prime Video dando vida a Raquel, una joven que sufre un caso de violencia obstétrica

Hiba Abouk, caracterizada como Raquel, su personaje en la serie 'Madres: Amor y vida'

Hiba Abouk (Madrid, 1986) es uno de los nuevos fichajes de la serie Madres: Amor y vida, historias con Belén Rueda, Rosario Pardo o Aída Folch. La tercera temporada de la ficción ya está disponible en Amazon Prime Video y en unos meses se emitirá en Telecinco que ahora a saltos programa la segunda tanda. La actriz de ascendencia libia y tunecina tuvo su gran oportunidad en esta cadena, con El Príncipe, y por tanto es un rostro vinculado a la ficción de Mediaset. En la serie de ambiente médico es Raquel, una enferma con peculiaridades.

-¿Cómo valora su llegada a esta serie, Madres: Amor y vida, que se ve en todo el mundo en Amazon Prime Video?–A Madres he llegado con muchísima alegría a la serie porque había visto la primera temporada y me había fascinado. Esta es una serie donde todas las protagonistas son mujeres y además grandísimas actrices todas. Llegué con muchas ganas, motivadísima y lo hemos pasado muy bien pese a que la trama no es para divertirse mucho.

–Háblenos de su personaje ene esta serie ¿Cómo es Raquel Gutiérrez?–Raquel es una joven que llega al hospital Los Arcos porque está embarazada y se siente un poco rara. Tiene que hacerse un chequeo y va al hospital donde trabaja una de sus mejores amigas de la infancia. De repente, se pone de parto en el hospital. Afronta ese momento con toda la ilusión del mundo y el que soñaba como el mejor día de su vida se convierte en una auténtica pesadilla porque sufre violencia obstétrica (maltrato por el personal médico en el paritorio).

–¿Cómo ha sido su integración en un reparto que ya cuenta con actrices consagradas como Belén Rueda, Aída Folch, Carmen Ruiz, entre otras?–Me lo han puesto muy fácil. Sobre todo tengo muchísima trama con Aída. He sentido un flechazo con ella porque es muy buena compañera y una gran profesional de la interpretación. Ha sido muy fácil trabajar con Aída y con el resto de actores de la serie. El equipo de la serie nos cuida muchísimo y ha sido una pasada participar en este proyecto que llega a tantos países.

–¿Diría que hay alguna semejanza entre Raquel y la actriz Hiba Abouk?–La única es que hemos sido madre las dos. Por lo demás, no encuentro ninguna semejanza.

–¿Se puso en situación con su reciente maternidad?–Claro, la experiencia del embarazo y de haber sido madre te sirven para un rol así. Pero a diferencia de la ficción mis vivencias en el hospital y en los primeros días de mi bebé fueron muy gratificantes. Pero me ha servido para mentalizarme, para ponerme en el lugar del sufrimiento de Raquel.

–Ella es una empresaria de éxito que no ha tenido éxito en el amor. Al estar tan centrada en su faceta profesional ¿El personaje no ha contado con el suficiente tiempo para desarrollar su vida sentimental?–Probablemente porque le dedica mucho tiempo al trabajo y poco a cuidar sus relaciones, que debido a esa circunstancia se van debilitando y dejándola finalmente en una posición muy vulnerable. En la vida hay que encontrar el justo equilibrio entre trabajo, familia y relaciones y Raquel no ha alcanzado ese punto.

–Lo que le sucede a su personaje es ejemplar para los espectadores. ¿Cómo lleva Raquel sus problemas en el parto y la posterior denuncia al doctor?–Los problemas que surgen en el alumbramiento los lleva muy mal y derivan en una depresión postparto, en unos días en los que las mujeres suelen sentirse débiles. Con tiempo y con ayuda psicológica consigue superar esos problemas. Después concentra toda su energía para emprender una lucha contra la violencia obstétrica que ha sufrido, visibilizar el tema y reunir a mujeres que han pasado por la misma situación para buscar la unión de todas ellas frente a un problema más común de lo que pueda parecer.

–Una de las líneas fundamentales de las nuevas tramas en esta tercera temporada es ese tipo de violencia que sufren los pacientes. La serie es una plataforma para dar visibilidad a este problema...–Sí. Precisamente la trama está creada para eso. Tiene el objetivo de visibilizar el tema, que se hable de ello aunque sea a raíz de un caso ficticio. Es deseable que muchas mujeres que lo han sufrido en solitario y en silencio se sientan identificadas, y para que muchas otras que lo han sufrido y no lo sabían, sepan ponerle nombre y apellidos a lo que les pasó. Y para prevenir en futuros casos.

–¿Con Madres es la primera vez que entra en una serie que cuenta con varias temporadas?–Sí, es la primera vez que entro en una serie que se encuentra en la tercera temporada. Llegas con un poco de respeto, que no miedo, porque no sabes cómo te vas a integrar en un nuevo grupo que ya está creado sin ti y que va viento en popa. Sin embargo, la adaptación ha sido muy fácil y todo me ha ido muy bien.

–Le hemos conocido en la televisión interpretando a distintos personajes. ¿Cómo nos diría que es Hiba Abouk en la vida real?–No descubro nada nuevo: soy una mujer como cualquier otra. Con su día a día, conciliando la maternidad con el trabajo y la vida familiar. Soy amiga de mis amigos, la compañera de mi chico (el futbolista marroquí Achraf Hakimi), la madre de mi hijo y una actriz para España y el mundo entero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios