Seguimiento a la corporación pública

Rosa María Mateo ensalza su responsabilidad con RTVE

  • La adminitradora única comparece ante una comisión de control un año después y aunque La 1 esté en sus peores datos históricos es líder "en credibilidad" y "pluralidad"

Rosa María Mateo en su comparecencia Rosa María Mateo en su comparecencia

Rosa María Mateo en su comparecencia / RTVE

administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo, dice estar “encantada” con el trabajo que hace y no está deseando “salir por pies”, ante las críticas de la oposición, contrariados por su actitud y los cuestionables datos que arrojan los canales públicos. Mateo, que no rendía cuentas en una comisión de control desde hacía un año, se vanagloria de la labor de “responsabilidad” que ha venido asumiendo desde el verano de 2018 e insta a los partidos a que no demoren la renovación del consejo de administración. Asevera que dejará su cargo cuando se nombre a un sustituto.

Este es el resumen de la intervención de la que fuera veterana presentadora de informativos de la casa ante los parlamentarios de seguimiento, en una comparecencia celebrada este martes en el Senado. “El problema es suyo. No es mío. No me lo echen a mí en cara”, ha sido la respuesta de Mateo a los grupos de PP, Ciudadanos y Vox a la preguntado de cuándo va a dimitir.

"No estoy pegada a la silla", fue su escueta réplica.

“El día que haya un nombramiento para que la casa siga funcionado como debe funcionar me iré tranquilamente a mi casa. Yo he venido aquí a hacer el favor de llevar un hueco que estaba vacío”, explicó. Mateo fue propuesta por el presidente en funciones Pedro Sánchez para relevar a José Antonio Sánchez, nombrado por el PP y que había agotado los seis años de mandato. En principio la misión encomendada se contemplaba para unos meses, cuando se alcanzara un gobierno estable.

El nombramiento fue apresurado para abordar cambios en la redacción de los Servicios Informativos, una parcela que generaba críticas desde PSOEy Unidas Podemos. Al cabo de estos meses los índices de audiencia han ido bajando en los Telediarios y en el resto de contenidos. La parrilla de La 1 no despierta interés y su calidad es más que cuestionable en la mayoría de las franjas.

Mateo puso a disposición del presidente Sánchez su cargo en cuanto formó gobierno, pero no dimitirá. “Hasta que esto no se solucione, señorías, por responsabilidad, yo no cojo el bolso y me voy a mi casa”. “Me parece un abandono del puesto de trabajo intolerable, inaudito”, justifica.

El PP establece un balance “muy negativo” por la “purga” de profesionales y por el descenso de audiencia. Ciudadanos y ERC cuestionan la contratación del entonces director de El Periódico, Enric Hernández, para la dirección de Información y Actualidad. La administradora defiende que era un profesional de primer nivel con el que quería contar para ocupar un puesto como el que existe en la BBC. “Es la persona que necesitábamos”, destaca Mateo, que pedía alguien “fuera de la televisión, con formación periodística distinta”.

La gestora pide que en este año haya una dotación pública que permita cubrir todos los gastos (al filo de los 1.000 millones de euros) y revela que en todo este tiempo se ha acometido un “enorme esfuerzo” contención, con el logro de haber firmado un convenio colectivo. Sobre contenidos Mateo asegura que ha conseguido para RTVE “mejorar la credibilidad de la corporación y la confianza de la audiencia”.

“No somos líderes de audiencia, ese es un dato irrefutable, pero hemos recuperado el liderazgo de la credibilidad y del pluralismo”, expone con autosuficiencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios