TV-Comunicación

El PP lleva a los juzgados un programa de la televisión pública vasca por insultar a los españoles

  • El espacio 'Euskalduna naiz, eta zu...' tachaba de "fachas" y "paletos" a los españoles. 

  • El asunto salpica a la película 'El guardián invisible', donde participa una actriz del programa televisivo.

Una imagen del programa en la que se dibuja una caricatura de Aznar. Una imagen del programa en la que se dibuja una caricatura de Aznar.

Una imagen del programa en la que se dibuja una caricatura de Aznar.

El programa de ETB con insultos a los españoles ha llegado a los tribunales tras las denuncias de PP y UPN y ha salpicado a la película El guardián invisible, cuyo equipo se ha desvinculado de la actriz Miren Gaztañaga, aunque ello no ha impedido llamamientos a boicotear el filme.

El programa Euskalduna naiz, eta zu... (Soy vasco, y tú...) -en el que participó Gaztañaga- fue emitido el 8 de febrero pero la polémica al tachar de "fachas" y "paletos" a los españoles ha surgido este fin de semana, cuando una versión resumida ha comenzado a circular por internet.

Desde entonces las redes sociales han animado a boicotear El guardián invisible, la adaptación del libro de Dolores Redondo estrenada el pasado viernes. Este lunes, la propia Redondo, el director del filme, Fernando González Molina; la protagonista, Marta Etura, y las productoras Atresmedia Cine, Nostromo Pictures y DeAPlaneta se han desmarcado de Gaztañaga y han rechazado "cualquier insulto y falta de respeto" a los españoles.

En un comunicado remitido por la actriz ha pedido "disculpas" y ha explicado que el planteamiento del programa era abordar "estereotipos" desde un enfoque humorístico, por lo que sus comentarios no representan lo que realmente piensa.

Gaztañaga, que se confiesa "muy abrumada y triste", admite que "ha podido resultar particularmente desafortunado" abordar los estereotipos "en formato de entrevista personal y no como parte de una serie de sketches o programa de ficción, como se suele hacer habitualmente sin que se genere tanta polémica"."Nunca ha sido mi intención herir ni ofender a nadie", asevera la intérprete, quien pide disculpas a los ofendidos por este "malentendido que ha surgido, también en parte, a través de la manipulación y descontextualización de un material audiovisual".

A partir de ahora la polémica tendrá una vertiente judicial, ya que en Navarra UPN y el PP han presentado sendas denuncias por entender que el contenido del programa puede "incitar al odio a España y los españoles" y conculcar el respeto al honor, a la intimidad y a la propia imagen, entre otros.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha instado por su parte a la Fiscalía de la Audiencia Nacional a investigar el programa, con "expresiones que claramente atacan a personas, motivados únicamente por su nacionalidad, en este caso la española", lo que está penado por el Código Penal.

En el País Vasco, el presidente del PP, Alfonso Alonso, se ha sumado a la exigencia de disculpas y ha pedido al lehendakari, Iñigo Urkullu, que destituya a la directora de Euskal Irrati Telebista (EiTB), Maite Iturbe.

Los populares pedirán además a la Comisión Europea (CE) medidas "para que no se repitan emisiones xenófobas" por televisión.

En esta misma línea la portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha anunciado que pedirá en el Congreso y ante la CE que el contenido de las televisiones públicas no pueda estar destinado "al odio y a la confrontación" entre los españoles.

EiTB ya se ha disculpado por la emisión de Euskalduna naiz, eta zu... y ha anunciado "medidas oportunas de control para evitar que se puedan emitir contenidos ofensivos". Ha considerado no obstante que la versión resumida que circula por la red ofrece un resultado "distorsionado", que propicia que "se ahonde en la confrontación".

Ante la tormenta política desatada por el programa, el lehendakari ha señalado que "hace suyo" el "sentimiento de ofensa" generado en muchos ciudadanos españoles y "también" vascos, aunque no se ha pronunciado sobre la petición de cese de Iturbe.

Urkullu ha subrayado además que un medio público "debe preservar programas que sean constructivos y evitar en la medida de lo posible todo aquello que pueda ser tomado como ofensa".

Desde el PNV, el senador Jokin Bildarratz cree que se trató de un espacio de "humor" y ha criticado "el hábito de coartar y condicionar" de la "brunete mediática".

La secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba, ha coincidido en situar el programa en "un contexto de humor", aunque de "bastante de poca calidad", y ha llamado a "revisar" el modelo de gestión de EiTB y "velar" por que emita "contenidos de calidad".

EH Bildu aseguró  "comprender" que hubiera "gente ofendida", pero enmarcó el programa en la libertad de expresión. Hoy ha dicho no tener "intención de alimentar polémicas que son bastantes sobredimensionadas y artificiales".

La controversia también ha llegado a Navarra, donde el Parlamento ha aprobado una declaración en la que se rechaza el contenido del programa y se exige disculpas a EiTB, aunque en este último punto Geroa Bai, EH Bildu y Podemos han votado en contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios