Entrevista. García Navarrete, novillero

“Aunque tenga poca madurez, la actitud es lo importante”

  • El torero jiennense, quien cortó una oreja en Sevilla, repite el próximo 20 de julio en Las Ventas, alternando con Ángel Jiménez y Juanito

El novillero Daniel García Navarrete, quien ha sido contratado para Madrid tras su triunfo en Sevilla. El novillero Daniel García Navarrete, quien ha sido contratado para Madrid tras su triunfo en Sevilla.

El novillero Daniel García Navarrete, quien ha sido contratado para Madrid tras su triunfo en Sevilla. / Plaza 1

Daniel García Navarrete (Vilches, 1994) consiguió un trofeo en La Maestranza en su segundo festejo de la temporada. En su primero, en Las Ventas, fue herido de gravedad en el muslo derecho el pasado 29 de abril. En la plaza de Madrid, en 2017, había sufrido una gravísima cornada en el cuello y en el muslo derecho, con una lesión de la clavícula derecha que arrastró todo el año. El próximo 20 de julio repite en la Monumental madrileña, alternando con Ángel Jiménez y Juanito, con novillos de Santa Teresa y Couto de Fornilhos. Hijo del picador Antonio García, le apodera el maestro Tomás Campuzano.

–Daniel, ¿cómo vivió la jornada de su debut en La Maestranza?

–Con responsabilidad y muchas ganas de triunfo y sobre todo sintiéndome torero.

–¿Nervios especiales?

–Fue una tarde especial. En Madrid y Sevilla, antes de hacer el paseíllo, la responsabilidad es muy alta. De todas formas yo intento salir igual en todas la plazas para hacer el toreo que a mí me gusta.

–¿Qué impresión le causó el público sevillano?

–Me sorprendió. Es un público muy respetuoso, muy a favor de la Fiesta y siempre apoyando a los toreros. Me gustó mucho.

–¿Cómo valora la faena en el novillo, que por trapío era un toro, al que cortó una oreja?

–Con el capote se quedaba muy corto. Con la muleta tenía cosas buenas, aunque salía por la cara por las nubes y a mitad de viaje se dormía. Era más franco por el izquierdo y me pude sentir a gusto. Por el derecho venía más por dentro y no era fácil.

–¿Y en su primero?

–No era fácil evitar que tocara la muleta. Se frenaba y no hubo opciones.

–En conjunto, ¿qué destaca de su actuación?

–El querer siempre y creer en mis posibilidades. Se ponía la tarde cuesta arriba y demostré tener mucha fe y hambre de triunfo.

–Llegaba a Sevilla tras una grave cornada en Madrid y una lesión en la clavícula derecha ¿Estaba totalmente recuperado?

–Sí. No lo acusé en ningún momento. Había trabajado mucho. La recuperación fue a conciencia, rápida y con mucho esfuerzo. No acusé ni la cornada ni la lesión de clavícula.

–Está siendo muy castigado por los toros.

–Hay compañeros a los que les cogen varias veces y no pasa de la voltereta. A mí me han dado fuerte. No me importa pasar la línea roja, como hice en Madrid cuando me dio la cornada.

"Siempre he dado un paso más en mi carrera, aunque he comenzado muy castigado por los toros"

–¿Cuántas lleva?

–Seis y dos operaciones de clavícula.

–¿Le ha abierto puertas el trofeo conseguido en Sevilla?

–No te cambia la vida. Sobre todo me ha venido bien personalmente para llenarme de ilusión. En contratos están llamando de varias plazas. Se ha cerrado Madrid, Colmenar Viejo y Algemesí.

–¿Cuántas novilladas llevaba cuando toreó en Sevilla?

–Únicamente la de Madrid.

–¿Con cuántas podría terminar la temporada?

–No sé. El año pasado pensaba que llegaría a la veintena y me quedé en una docena por la lesión de clavícula.

–¿Y en total desde que se presentó con caballos?

–Una veintena. Aunque tenga poca madurez, la actitud es lo importante.

–¿Qué valoración hace de su etapa de novillero?

–Que necesito un triunfo importante. Sé que llegará esa tarde porque estoy trabajando mucho. Siempre he dado un paso más en mi carrera, aunque he comenzado muy castigado por los toros.

"Mi torero predilecto es José Tomás y mi objetivo es que el público salga contento y hablando de mí"

–¿De quién ha aprendido más?

–Sobre todo de los consejos del maestro Tomás Campuzano.

–¿Con qué plaza se queda: Sevilla o Madrid?

–Me queda triunfar en las dos. Quiero triunfar en ambas.

–¿No considera importante lo conseguido?

–No. Todavía no. Quiero que todo salga rodado y salir por la Puerta Grande de Madrid y la Puerta del Príncipe de Sevilla.

–En Las Ventas le han vuelto a repetir para el día 20 de julio ¿Cómo valora el cartel?

–Son dos compañeros buenos –Ángel Jiménez y Juanito–. No he toreado con ninguno de ellos. Habrá una gran rivalidad. No he toreado nunca novillos de Santa Teresa y Couto de Fornilhos, pero hay que cortarles las orejas.

–¿Vislumbra la alternativa?

–No pienso en ella. Pienso en el día a día.

–¿Quiénes son sus toreros predilectos?

–Mi torero predilecto es José Tomás.

–¿Cuál es su objetivo como profesional?

–Siempre tengo en la mente que el público salga contento y hablando de mí. Eso es lo que más me ilusiona. Es lo bonito. Me gusta que vean a un torero que tiene ambición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios