Ciencia

Las embarcaciones de recreo, causa de propagación de especies invasoras en el Mediterráneo

  • Investigadores de la US y la UCA  demuestran que más de mitad de las muestras analizadas en los puertos deportivos del Mediterráneo son organismos exóticos

Gemma Martínez Laiz, investigadora principal del trabajo. Gemma Martínez Laiz, investigadora principal del trabajo.

Gemma Martínez Laiz, investigadora principal del trabajo.

Un equipo internacional ha confirmado cómo las embarcaciones privadas que transitan entre los puertos deportivos constituyen un importante vector para transportar pequeños crustáceos. Su estudio apunta que el 56% de los barcos analizados trasladaban variedades exóticas, por lo que recomienda estrategias de educación ambiental para los propietarios con el fin de evitar las propagaciones.

Investigadores del Departamento de Zoología de la Universidad de Sevilla, junto con la Universidad de Pavía en Italia y la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de Cádiz, han demostrado que la navegación de recreo propaga especies invasoras de forma muy eficaz. Tras analizar las comunidades de crustáceos presentes en una muestra de barcos en distintos puertos deportivos del mar Mediterráneo, han llegado a la conclusión de que más de mitad de las muestras analizadas son organismos exóticos.

Para comprobarlo, los científicos realizaron un análisis de las comunidades incrustantes, o también llamadas de fouling, que es la fauna y flora marina que crecen sobre estructuras artificiales como cascos de barcos, hélices, quillas o estructuras de los propios puertos como pantalanes, boyas o cuerdas.

Para acometer el estudio, tomaron muestras de 247 embarcaciones pertenecientes a 10 puertos deportivos y eligieron como modelo los crustáceos peracáridos, un tipo de organismo muy pequeño del que existen numerosas especies procedentes de todo el mundo. Los resultados del trabajo demostraron que el 56% de los barcos analizados transportaban variedades exóticas, con lo cual definieron la navegación de recreo como una causa de propagación de animales marinos no autóctonos.

Según apuntan los expertos, se trata de la primera vez que se analiza la influencia de estas embarcaciones privadas como causa de propagación para el mar Mediterráneo, el segundo destino de travesías recreativas más popular del mundo.

Como indica la investigadora principal, Gemma Martínez Laiz a la Fundación Descubre: “El resultado fue sorprendente, ya que más de la mitad de los barcos transportaban especies invasoras. Vimos además una similitud entre la composición de las comunidades presentes en los barcos y el puerto donde atracaban, lo cual indica un intercambio entre ellos. Las embarcaciones son capaces de transportar especies de unos puertos a otros del Mediterráneo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios