Vivir

Medio siglo de éxitos de un genio de la alta costura

"Cuando yo te hice, te puse el nombre del Sol para que te iluminaras con tu propio resplandor". Esta frase escrita por el padre de Elio Bernhayer en una carta para su hijo poco antes de ser fusilado en agosto de 1936, marcó el destino del gran diseñador de alta costura cordobés.

Anoche, durante su conferencia en el foro Encuentros 2000, en el Club Antares, Bernhayer rompió en lágrimas en más de una ocasión, mientras recorría a grandes pinceladas medio siglo de trabajo. En 1956 comenzó a trabajar como modista y cuatro años después abrió su propio estudio en Madrid y en Barcelona. En 1960 presentó una pequeña colección de 20 trajes que tuvo un éxito inesperado. Balenciaga quiso conocerle y que trabajara con él, pero no lo consiguió. Bernhayer siguió un camino independiente en una carrera vertiginosa: actrices como Ava Gadner y Cyd Charise lucieron sus vestidos en los años dorados de Hollywood, y le han sido concedidos numerosos premios, entre ellos, el Premio Nacional Cristóbal Balenciaga y el Campioni de Italia, que recibió junto a Courreges y Pierre Cardin.

Hoy, desde la cátedra que lleva su nombre en Córdoba, imparte sus conocimientos sobre moda, convertida, a través de sus diseños, en el octavo arte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios