Vivir

Salir a comer: Un sushi a medida

Comentarios 1

Sin etiquetas y sin ataduras. Así es la propuesta, fresca y diferente, que hace Mizüshi a los amantes de la cocina japonesa pero, sobre todo, a los de la buena gastronomía en general. El pasado 7 de diciembre se inauguraba este pequeño local en el entorno de las setas, punto de encuentro indiscutible de gente cosmopolita que no por ello deja de apreciar el valor de los productos y el sabor de la tierra. Para disfrutar con una cerveza o un buen vino en el local (en unos días inaugura terraza), para llevar a casa o para pedirla sin moverse del sofá, su carta está llena de sushi pero también de otros platos sanos y variados para todos los gustos.

Rafael Hierro es arquitecto y Manuel García se ha dedicado siempre al sector de la distribución pero tanto uno como otro son dos auténticos apasionados de la cocina. Por eso, tras varios años dándole vueltas a la idea de abrir un negocio diferente, optaron por un sushi bar que, además de ofrecer servicio take away, invitara a saborear con calma y al más puro estilo sevillano unos platos que se elaboran con productos del barrio y que Rafael prepara sobre la marcha y prácticamente a medida.

Mizüshi no es un japonés aunque sirve sushi. Tampoco es un vegetariano, aunque preparan platos para vegetarianos y también para veganos. Mizüshi, sencillamente, reúne en una carta la filosofía de la cocina nipona -respeto por los rituales, trabajo minucioso y sólo productos extremadamente frescos- y la sevillana -que pasa por concebir la comida como un placer con el que disfrutar del tiempo de ocio- sin que por ello estén obsesionados con ofrecer una cocina de fusión.

Unos precios asequibles (la pieza de sushi va de los 0,60 euros hasta los 1,20 euros) y con menús de entre 10 piezas (8 euros) y 50 (38 euros) completan la propuesta de Mizüshi. Entre las sugerencias de la carta, makis, rolls, nigiri, gunkan, sashimi, temaki o torta mizushi con el atún y el salmón como protagonistas así como ensaladas (tabulé o algas son algunos ejemplos), mini-burgers (kobe o atún) o sopas. Pero, sin duda, lo que convierte en diferente a Mizüshi es la posibilidad de pedir prácticamente a medida cualquiera de sus platos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios